En virtud de que las actividades escolares presenciales se estarán reactivando paulatina y escalonadamente, es que el servicio de transporte público tendrá más demanda y por ende, se requiere de mayor vigilancia para garantizar que las unidades se encuentran en condiciones sanitarias, además, se implementará la estrategia para reactivar los trámites de la tarjeta YoVoy y que los estudiantes puedan obtener, renovar o reponer la credencial de descuento.

Ricardo Serrano Rangel, titular de la Coordinación de Movilidad, dio a conocer que además, se realizarán las acciones pertinentes para lograr que las empresas prestadoras del servicio, incrementen la frecuencia y reduzcan los intervalos entre unidades, principalmente en las rutas 9, 20 norte, 20 sur, 40 norte, 40 sur, 41 y 50, en los horarios de 06:30 a 08:00, 13:30 a 15:00 y 18:30 a 20:30 horas.

En el caso que la demanda estudiantil así lo requiera, se incrementará el número de unidades en horas pico; además, aseguró que las 43 rutas de la modalidad colectivo urbano, cuentan con la capacidad para cubrir las necesidades del sector estudiantil.

Así pues, aseguró que la CMOV ha intensificado la supervisión en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias en el transporte público, tanto de unidades colectivas como taxis y de plataformas, con la idea de conservar el semáforo verde que permite a esta entidad, tener más movimiento de la ciudadanía.

Por lo pronto varias escuelas de nivel medio y superior han vuelto a clases presenciales o híbridas y a partir del 7 de junio se espera que de manera paulatina comiencen los del nivel básico, de ahí que se mediante un operativo especial de supervisión de los protocolos sanitarios para prevenir contagios por COVID-19.

La revisión se lleva a cabo tanto en cambiones urbanos, transporte foráneo, servicio de taxi de alquiler y de plataformas, en donde no sólo se pide a los operadores que atiendan las medidas que se han recomendado desde el inicio de la pandemia y que son consideradas como básicas, sino también a los pasajeros, pues se han encontrado que en algunos casos, han relajado las medidas de cuidados.

De manera que la primera observación tiene que ver con el uso adecuado del cubrebocas, que en caso de estornudar lo hagan con el ángulo interior del brazo y se apliquen gel antibacterial al abordar las unidades.