La titular de la Coordinación General de Movilidad (CMOV), Griselda González Morales, dijo que a fin de mejorar el servicio del trasporte público urbano, son monitoreados los camiones en el C5.

Se han detectado a algunos chateando, enviando mensajes, fumando, invadiendo carril, entre otras irregularidades.

A los infractores se les llama la atención y se les advierte que serán multados en caso de reincidencia, incluso pueden perder la concesión.

Recomendó a los usuarios, reportar quejas y también felicitaciones en mensaje de WhatsApp, al 449 9118294, con la certeza de que se dará seguimiento y en su caso, se aplicarán las sanciones correspondientes.

Especificó que 398 de los 458 urbanos, ya cuentan con cámaras de seguridad (de vigilancia), que se instalan por la noche para no afectar el servicio; estimó que en un mes más, quedarán instaladas todas.

Asimismo, destacó que se tiene de plazo hasta el 15 de diciembre, para hacer obligatorio el pago electrónico, es decir que todas las unidades contarán con el equipo correspondiente para el uso de las tarjetas de pago, las que podrán recargarse en puntos estratégicos, que más adelante se darán a conocer.

Los usuarios podrán escoger entre el pago con tarjeta o en efectivo; y los estudiantes seguirán gozando de tarifa preferencial.

A pregunta específica, respondió que la próxima semana se decidirá cuáles unidades del transporte público, salen de circulación, debido a que ya cumplieron los años de vigencia que marca la ley, en el entendido de que se les deja trabajar uno o dos años más, si el vehículo se encuentra en buenas condiciones.

Recuérdese que ya rebasaron el modelo que marca la normatividad, 396, principalmente taxis, porque todos los camiones urbanos, no superan el límite de 10 años.

Se hará una revisión de los modelos y condición del parque vehicular, para actuar en consecuencia, aseguró la funcionaria, y en consecuencia, las unidades chatarra ya no podrán dar servicio.