Los choferes de camiones urbanos ya no ven lo duro sino lo tupido ante los pocos usuarios del transporte público, lo cual se refleja en la caída de sus ingresos hasta en un 50%, reconoció el secretario general del Sindicato de Transportistas, Roberto Mora Márquez.
Señaló que la situación en el transporte público urbano no se reactiva como debiera de ser, ante la falta de las escuelas, al ser los estudiantes junto con los padres de familia, un pasaje importante. “Ellos son nuestros usuarios importantes, ellos son los que se mueven mucho en los camiones y al no haber clases, no se reactiva al 100%”.
En tal sentido, dijo que como dirigente de los choferes, ha solicitado a los concesionarios que el descuento que se les da a los estudiantes sea aplicable durante todo el año para que haya un poco más de movimiento, luego de que, en la actualidad, la reducción en la tarifa sólo les aplica en el periodo de clases.
Afirmó que a la fecha trabaja únicamente un 60% de los operadores del transporte público y siguen con problemas ante la merma en sus ingresos, tras señalar que incluso en las mejores rutas apenas están dando entre 300 a 350 pasadas, mientras que de combustible gastan al día entre 1,600 a 1,800 pesos y aparte el ingreso para el chofer, de ahí que la pérdida es importante. “El 40% de los operadores que está parado o paralizado, los metemos a relevar a los compañeros que están laborando, entonces tenemos que hacer un rol para que a su vez todos tengan algo que llevar a sus familias”.
Por lo anterior, Mora Márquez hizo votos porque pronto pase esta situación de la pandemia, a fin de que se normalice la situación para dicho sector y se reactive la actividad económica cuanto antes. “Es lo que estamos esperando. Creo que esta pandemia nos ha tratado muy mal y ojalá ya se retire”.