El pasado mes de julio fue el periodo de mayor incidencia en cuanto a delitos cometidos contra la familia en lo que va del año, de acuerdo con el reporte más actualizado dado a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con un total de 252 denuncias presentadas ante el agente del Ministerio Público del fuero común. Destacan casos de violencia intrafamiliar, así como incumplimientos de obligaciones de asistencia familiar.
MUJERES Y NIÑOS EN RIESGO. El reporte sobre la incidencia delictiva del fuero común, detalla que de enero a julio, se han presentado un total de 1,562 denuncias por delitos contra la familia, de ellos, 1,400 corresponden a casos de violencia intrafamiliar, donde la integridad de la mujer y de los hijos estuvo en riesgo. Si bien durante el pasado mes hubo más de 250 delitos contra la familia, fueron 216 los registrados en julio, siendo el tercer mes con el mayor promedio cometidos en esa modalidad.
SE HACEN PATOS. Por su parte, los casos de incumplimiento en obligaciones de asistencia familiar también han registrado su mayor nivel en lo que va del año, al concentrar un total de 139 denuncias interpuestas ante el Ministerio Público, de las cuales 33 de ellas correspondieron al mes de julio pasado. Esa cifra supera los 106 casos acumulados durante los primeros siete meses del año pasado.
En menor proporción se encuentra lo referente a otros delitos contra la familia, así como de violencia de género en todas sus modalidades con una clasificación distinta a la violencia familiar, con dos y un caso, respectivamente.