En el Tercer Simposio Interinstitucional de Urgencias, con sede en el Hospital Hidalgo, y en el que participan 740 especialistas de todo el sector salud, quedó de manifiesto que de todos los pacientes que acuden al servicio de urgencias, solamente el 40% son emergencias reales en el HH y la media nacional es del 20%.
El servicio de Urgencias cuenta con un Clasificador Internacional (Triage) para determinar el tiempo de espera de cada caso, conforme la gravedad de cada uno (urgencias reales vs urgencias sentidas) y dar prioridad de atención a los pacientes que lo requieren.
Las urgencias reales son aquéllas en las que la vida del paciente, alguno de sus órganos o miembros pueden perderse; y las urgencias sentidas son las patologías agudizadas o descontroladas, generalmente crónico-degenerativas, que pueden producir malestares de intensos a moderados y que deben atenderse después de salvar las vidas de quienes realmente lo necesitan.
Uno de los objetivos del evento es unificar criterios y atención en urgencias traumáticas, de ahí que la titular de Servicios Médicos del nosocomio, Lucila Martínez Medina, aseguró que la capacitación del personal es fundamental para desarrollar protocolos que permitan sistematizar la atención de pacientes con infarto cerebral o cardíaco, así como diabéticos e hipertensos, que corresponden a un 70% de las atenciones prestadas en el área de urgencias.
Refirió que en esta ocasión, se instruyó al personal médico, de enfermería y paramédicos, para reconocer las principales enfermedades que afectan a la población de Aguascalientes, brindar la atención primaria necesaria e identificar la gravedad del paciente, para su clasificación como urgencia.
El jefe de Urgencias del Hidalgo, Ricardo Cruz Silva, destacó que en el año que recién concluyó, los accidentes traumáticos (de vehículos de motor) ocuparon la segunda causa de muerte en el estado.
Finalmente, advirtió que la atención brindada de manera oportuna a un paciente, le ofrece mayores oportunidades de vivir, ya que de diez pacientes traumatizados que ingresan a urgencias, siete se recuperan satisfactoriamente.