El pasado martes, tuve la inmerecida oportunidad de participar en un dinámico foro organizado por esta casa editorial. Dicho foro, tuvo la participación de algunos de los miembros fundadores y principales promotores del movimiento denominado “Unidos Sí por México” en el que Gustavo De Hoyos Walther, Beatriz Pagés y Juan Carlos Soledad Pérez dejaron muy en claro cuáles son los principales objetivos de este movimiento.

En virtud de lo anterior, me permito primeramente invitarlos a visitar las redes sociales de EL HERALDO DE AGUASCALIENTES y disfrutar esta charla en la que les aseguro tendrán más de treinta minutos de interesantes reflexiones sobre el devenir político del país y de nuestro querido Aguascalientes. Aunado a ello, decidí utilizar mi espacio semanal, para asentar algunas consideraciones personales en relación a dicho movimiento.

A grandes rasgos, resulta más que evidente que la principal intención del movimiento Sí por México o Unidos Sí por México, estriba en lograr evitar que el partido oficialista continúe en el Ejecutivo Federal tras finalizar el mandato de nuestro actual Presidente; sin embargo, el reto se materializa en la construcción de una agenda en común, a través de la cual han logrado ya poner de acuerdo a tres de los principales partidos de la hoy “oposición” (PRI, PAN y PRD) para impulsar ciertos temas y para construir alianzas electorales que permitan frenar el avance del Partido MORENA.

En teoría, suena fenomenal y la alianza ha tenido ya algunos resultados interesantes que permitieron amortiguar o frenar el crecimiento y la expansión de curules en el Congreso de la Unión por parte de MORENA; sin embargo, en la práctica, resultará todo un reto lograr construir una auténtica candidatura presidencial de unidad para el 2024. Me atrevo a externar esa opinión, ya que, si analizamos los perfiles al interior de los partidos que conforman la denominada “alianza”, podemos darnos cuenta de que, al día de hoy, éstos únicamente quisieran inducirnos a dos posibles contendientes, Ricardo Anaya y Alejandro Moreno.

Quizá y sólo como un escenario utópico, valdría la pena que los propios ciudadanos sean quienes a través del movimiento Sí por México, exijan a los partidos políticos, que un perfil auténticamente ciudadano sea quien contienda en contra del candidato o la candidata de MORENA. De esta manera, se evidenciaría una auténtica transformación en la vida democrática mexicana y se dejarían atrás todas las aberrantes prácticas partidistas en las que poco se valora al perfil.

Mientras tanto, el movimiento tendrá la difícil tarea de lograr resultados en el 2022 y exigir a los gobernantes que resulten electos, para que sea un auténtico movimiento de oposición y no un fallido intento de conglomeración. Dejo el tema para su reflexión, agradeciendo su lectura y deseándoles un excelente fin de semana.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com

Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!