En su Cuarto Informe de Gobierno en materia de Seguridad, con sede en el C5, Martín Orozco Sandoval dejó en claro que la seguridad no es un logro, es una responsabilidad y ponderó el que seamos una de las tres entidades con menos delincuencia en el país.

Aguascalientes, dijo, es una tierra de paz que condena y rechaza la violencia; y expresó que la unidad familiar es el mejor antídoto contra la violencia, de ahí la importancia de contribuir a la reconstrucción del tejido social.

Destacó su compromiso de mantener un trabajo sin pausas en el tema de seguridad hasta el último día de su sexenio.

Asimismo, reconoció que la Federación no ha recortado los recursos del Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública, lo que permite fortalecer las corporaciones; además, agradeció a los elementos su valiosa labor, la protección que dan a las familias sin importar poner en riesgo su integridad.

El C5-SITEC representa una inversión de 800 millones de pesos, es el mejor equipado del país; pone al servicio de la población la más avanzada tecnología para anticipar y prevenir hechos delictivos, así como para auxiliar con mayor rapidez a la población de los 11 municipios, reduciendo en más de un 50% el tiempo de respuesta del 911.

Además, desde este Centro serán controlados los autobuses urbanos, lo que permitirá un servicio más eficiente y que las unidades realicen a tiempo sus recorridos.

Por otro lado, manifestó que durante su gobierno se ha privilegiado y fortalecido la reinserción social para cumplir con el propósito de la estrategia REINTEGRA, proyecto que brinda rehabilitación a personas con antecedentes de robo y que, a la fecha, ha atendido a 927 usuarios de los cuales 60% no ha vuelto a incurrir en actividad delictiva.

Finalmente, exhortó a las familias a permanecer unidas y practicar los valores; “son la primera línea de defensa contra la delincuencia; hay que estar al pendiente de las conductas de los hijos”.