Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La primera parte del Tren Interoceánico que une al Pacífico y al Golfo de México, fue inaugurada ayer.
La ruta de carga y pasajeros busca convertirse en una alternativa comercial al Canal de Panamá, que actualmente se encuentra saturado.
Los primeros 308 kilómetros fueron inaugurados y recorridos ayer por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en compañía de los Gobernadores de Oaxaca y de Veracruz, Salomón Jara y Cuitláhuac García, respectivamente.
El tren corre de Salina Cruz, Oaxaca, a Medias Aguas, Veracruz, y luego conecta a Coatzacoalcos, en el Golfo.
El recorrido fue de 8 horas, tiempo similar al que hacen las navieras en el Canal de Panamá, aunque ahí el tiempo de espera es de hasta 15 días, según se informó durante la inauguración.
La capacidad de carga diaria es de 5 mil 200 toneladas en 65 vagones que dan cabida a 260 contenedores.
El traslado de pasajeros inició con un boletaje agotado para 400 pasajeros con 3 categorías: VIP, Primera Categoría y Segunda Clase.