Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 16-Ago.- Organismos del sector agropecuario de EU, México y Canadá enviaron una carta conjunta para pedir a sus respectivos gobiernos que en la renegociación del TLC, el acuerdo se debe modernizar y no desmantelarlo.
La Federación Canadiense de Agricultura (CFA), la Federación Americana de Oficinas Agropecuarias (AFBF) y el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) coinciden en que la agricultura representa uno de los mayores éxitos del TLC.
El comercio agrícola recíproco entre los tres países ha crecido exponencialmente desde que el acuerdo fue implementado hace más de 20 años, se informó en un comunicado enviado por el CNA.
«El TLCAN ha impulsado los ingresos de millones de agricultores y ha facilitado el desarrollo de mercados de exportación rentables», expreso Ron Bonnett, presidente de la CFA.
En sus debates, los tres presidentes coincidieron en la necesidad de aprovechar el éxito del acuerdo original buscando formas de incrementar los volúmenes comerciales.
«Cuando se trata de resultados positivos para los agricultores y rancheros de América del Norte, el TLCAN ha demostrado por sí mismo ser una base sólida para el comercio.
Así como los agricultores tienen nuevas herramientas y tecnología para la producción de alimentos y fibra, nosotros creemos que un acuerdo actualizado del TLCAN puede ayudar a las tres naciones a convertirse en socios comerciales aún más fuertes «, afirmó el presidente de la AFBF, Zippy Duvall.
El presidente del CNA, Bosco de la Vega, reflexionó sobre que beneficios económicos del comercio que son muy claros.
«El acuerdo del TLCAN ha tenido un impacto positivo para el sector agrícola, incluyendo el aumento exponencial de los flujos comerciales entre sus socios; actualmente los mercados del TLCAN se caracterizan por un alto nivel de complementariedad, la posibilidad de afrontar el reto de la seguridad alimentaria de mejor manera, un sistema de comercio abierto con reglas claras y justas.
Teniendo esto en cuenta, creemos que hoy los miembros del TLCAN tienen una gran oportunidad de incluso aumentar este resultado positivo», dijo.
Todas las partes se comprometen a reunirse con sus gobiernos para insistir en que las negociaciones del TLCAN deben basarse en el principio de «no hacer daño».