Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con nanotecnología, especialistas del Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en nuevas vacunas para combatir la enfermedad causada por el virus del SARS-COV-2.

Se trata de un proyecto liderado por el académico Luis Alfonso Vaca Domínguez que busca generar anticuerpos contra el Covid-19 a través de un virus artificial no infeccioso, informó la Máxima Casa de Estudios a través de su portal UNAM Global.

“Generamos una vacuna con nanopartículas del tamaño de un virus, pero no es un virus. De hecho, no infecta al organismo, sólo engaña al sistema inmune para hacerle creer que se trata del SARS-CoV-2”, afirmó el experto.

De acuerdo con la institución educativa, estas partículas se autoensamblan y se disfrazan con proteínas del coronavirus para que al ingresar a un organismo, el sistema inmune las reconozca como agentes extraños y produzca los anticuerpos para combatirlas.

Cabe mencionar que la nanovacuna no contiene material genético del virus real, por lo que se considera segura para el humano.

“Esta tecnología es completamente puma, 100 por ciento mexicana y nadie más puede utilizarla porque tenemos la patente”, añadió Vaca Domínguez.

Actualmente, el equipo está trabajando en cinco variantes de la vacuna

“Queremos tener un amplio repertorio, no queremos apostarle a una sola, sino a varias, ya que no sabemos cuál va a funcionar”, enfatizó.

Este desarrollo, aclara Vaca Domínguez, ofrece ventajas con respecto a otros proyectos, ya que no necesita refrigeración y sus costos de distribución y almacenamiento son aproximadamente 70 por ciento más económicos a los empleados por farmacéuticas.

“Nuestro sistema no es como las vacunas tradicionales, sino que es muy estable. De hecho, hemos mantenido nuestras vacunas a temperatura ambiente hasta cinco o 10 años y el producto sigue siendo muy eficiente”, concluyó.