Rogelio De La Rosa
Agencia Reforma

Invertir en una vivienda vacacional es una opción que podrías considerar, ya sea en un destino turístico o en un sitio campestre.

Según Eugene Towle, de la consultora inmobiliaria Softec, se espera que este año se vendan 12 mil unidades de vivienda vacacional, a nivel nacional.

Checa los puntos más importantes para conseguir tu propiedad de descanso que, al mismo tiempo, sea una buena inversión.

¿La vas a usar?

Primero asegúrate si es para ti un inmueble campestre.

Define qué tanto lo visitarán tú o tu familia y sabrás si es una buena opción o mejor inviertes en otro tipo de propiedad. Pregúntate:

¿Los fines de semana piensas en escapar del bullicio de la ciudad?

¿Te gusta acampar, hacer fogatas o actividades al aire libre?

¿Tienes niños pequeños que requieren espacio para correr?

¿Es común que hagas grandes reuniones familiares?

¿Te gusta la naturaleza y pasar días en ella?

¿Buscas un lugar para pasar puentes o vacaciones con tu familia?

¿Te gusta viajar en carretera?

¿Quieres un lugar privado para salir de la rutina acompañado de tu familia?

Si respondiste que sí al menos a cuatro de estas preguntas, una vivienda vacacional en el campo puede ser para ti.

¿Cuánto te va a costar?

En general, el costo de una propiedad campestre dependerá de factores como:

+ Distancia. Entre más cerca de la Ciudad, el costo aumenta. También tiene mayor plusvalía un inmueble cercano a la carretera.

+ Tamaño y forma. Los lotes con formas regulares y del tamaño promedio de lo que impera en la zona se cotizan mejor.

+ Servicios. Checa de qué servicios dispone el predio, de esto dependerá su valor.

+ Vecinos. Contar con equipamiento urbano y de servicios relativamente cerca, como tiendas, clínicas y restaurantes, da valor agregado al terreno.

+ Seguridad. Este punto es muy importante. Recuerda que eventualmente pasarás la noche ahí con familiares o amigos.

+ Topografía. Una propiedad con un terreno plano o semiplano tendrá mayor valor a uno con inclinaciones o desniveles.

Date una idea

Para ejemplificar, una propiedad campestre con terreno de mil a 3 mil metros cuadrados, con casa, alberca, palapa y asador puede costar:

+ De la zona de El Barrial a El Álamo, la encuentras entre 5 a 9 millones de pesos.

+ De donde termina El Álamo a Allende, oscila entre 3 a 6 millones de pesos.

+ En la zona donde termina Allende a Montemorelos, en Cadereyta, Villa Juárez o El Fraile, cuesta entre 2 a 4 millones de pesos.

¿Qué hacer?

Para buscar una propiedad vacacional es mejor que te asesores con un especialista.

+ Lo primero es decirle a tu asesor inmobiliario el presupuesto con el que cuentas.

+ Después pídele que te lleve a hacer un recorrido para ver las propiedades que se ajustan a tu presupuesto.

+ Visita distintos lotes y fórmate un criterio de la zona para decidir qué es lo que más te conviene.

+ Cuando ya te interesaste en una propiedad pide a tu asesor que te explique qué documentos deben presentarte, como escrituras.

+ Pide conocer a los dueños de la propiedad y platica con ellos acerca de ésta.

+ La compraventa debe celebrarse ante un notario público.

Protégete

Si compraste tu terreno y estás en proceso de cercarlo y adecuarlo, evita su ocupación ilegal.

Para prevenir ser víctima de este delito se pueden tomar algunas acciones muy prácticas, señala Marco Hinojosa, de Garantía Jurídica Inmobiliaria.

«Principalmente estar al pendiente de la propiedad.

«A veces se le tiene abandonada, si no le das una vigilancia o no tienes vecinos de confianza que te avisen, ahí es donde aprovecha la gente», dice.

El mantenimiento también es importante, tener cercado el terreno, además de poner un letrero en donde se diga que es propiedad privada y que no se vende.

Fuente: Alejandro Erhard, de Remax PyV

¡Participa con tu opinión!