Cuando era trasladado a un hospital a recibir atención médica, un vicioso falleció en el trayecto, aparentemente producto de una sobredosis.
El ahora occiso respondía al nombre de Giovanni, de 28 años, quien tuvo su último domicilio en el fraccionamiento Paseos de la Providencia, en el municipio de San Francisco de los Romo.
Fue el domingo a las 04:40 de la mañana, cuando se reportó al número de emergencias 911 que en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del fraccionamiento Paseos de la Providencia, se encontraba una camioneta pick up estacionada y a bordo de la misma estaba el cadáver de una persona del sexo masculino.
Hasta el lugar señalado, arribaron policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales.
Al hacer su arribo, los oficiales se percataron que ya se encontraba la ambulancia ECO-338 del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de Giovanni, la cual aparentemente fue provocada por una sobredosis.
El cadáver de este joven se encontraba a bordo de una camioneta Toyota pick up, modelo 1998, color verde y con placas de circulación de Jalisco, la cual era conducida por el señor Hermenegildo, de 56 años, quien dijo ser el papá del ahora occiso.
Esta persona comentó que su hijo era un adicto a las drogas y el sábado por la tarde comenzó a consumir metanfetamina. Ya por la noche, observó que aún estaba en la sala drogándose, por lo que él se fue a dormir.
Sin embargo, en la madrugada escuchó que Giovanni hacía un fuerte ruido como si estuviera “roncando”, por lo que se levantó y al dirigirse a la sala, descubrió que estaba inconsciente y tenía problemas para respirar, por lo que de inmediato lo subió a su camioneta para trasladarlo a recibir atención médica al Hospital General de Pabellón de Arteaga.
Es el caso que al circular por la avenida J. Refugio Lara Landeros y llegar a la carretera federal No. 45 Norte, se encontró con una ambulancia del ISSEA, por lo que pidió ayuda a los paramédicos, quienes al proceder a brindar los primeros auxilios a su hijo, le informaron que ya había muerto.
Al lugar donde quedó el cadáver del joven, arribaron más tarde los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.