Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, esta semana fue memorable para Aguascalientes, debido a diversos acontecimientos relevantes: El sexagésimo aniversario de mi casa editorial, “El Heraldo de Aguascalientes”, la celebración de la XLVII Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) y el centenario de la Soberana Convención Revolucionaria de 1914.

Vayamos por partes, comencemos con el cumpleaños 60 de nuestro diario. 60 años pudieran parecer pocos para una persona, pero no para un medio de comunicación. El trabajo de la prensa escrita, hoy en día, demanda constancia, profesionalismo y, sobre todo, veracidad. “El Heraldo de Aguascalientes” le ha aportado a nuestro Estado esa dosis necesaria de libertad de expresión y acceso a la información que toda sociedad democrática requiere y reclama. Es por ello que, como aguascalentenses, debemos celebrar la existencia de un periódico como “El Heraldo de Aguascalientes”, que ha apostado por la objetividad y la certeza en sus notas y opiniones, en vez del sensacionalismo o el servilismo que sólo producen desinformación, parcialidad y conveniencia.

El pasado miércoles, con una misa solemne, oficiada por el señor Obispo, y una emotiva comida en donde se congregaron los más importantes actores políticos y sociales de la entidad, encabezados por el señor Gobernador, así como los trabajadores y colaboradores del diario, y con la presencia del Licenciado León Mauricio Bercún López, Presidente y Director General del medio, se festejaron estos primeros 60 otoños de “El Heraldo de Aguascalientes”, el segundo diario más longevo en nuestro Estado y, sin duda alguna, el de mayor circulación y aceptación. Aprovecho la ocasión y el espacio para reiterarle mi sincera felicitación al Lic. J. Asunción Gutiérrez Padilla, nuestro Director Gerente, así como agradecerle su confianza y respaldo para seguir siendo parte de esta familia editorial, como desde hace 14 años, con mis columnas “Desde las Laterales”, “Perspectiva Joven” y actualmente “Perspectiva Ciudadana”.

Por otro lado, Aguascalientes fue sede, los días jueves y viernes, de la Reunión Ordinaria de la CONAGO, en donde se dieron cita prácticamente todos los mandatarios estatales y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, además de contar con la muy honrosa presencia, en la entidad, del Presidente de la República, el Licenciado Enrique Peña Nieto, acompañado por el Secretario de Gobernación y otros Secretarios de Estado. Esta sesión de trabajo sirvió para reafirmar el espíritu federalista que se percibe cada día con mayor intensidad en nuestro país, estrechándose lazos de coordinación y colaboración entre el Gobierno Federal y el de los Estados.

Asimismo, esta reunión de la CONAGO dio pie para el cambio de estafeta en la Presidencia de la misma. Quiero resaltar en su justa dimensión la labor de nuestro Gobernador, el Ingeniero Carlos Lozano de la Torre, como Presidente de la CONAGO durante los últimos siete meses y medio. Al Ingeniero Lozano le correspondió jugar un papel muy importante en la consolidación de las denominadas “reformas transformadoras”, sobre todo en lo correspondiente a la implementación de las mismas en las entidades federativas, con la participación de los gobiernos locales. Aguascalientes sigue dando la nota alta a nivel nacional, por sus índices de bienestar y desarrollo económico y también por la calidad y eficiencia de su clase gobernante.

Finalmente, cerramos la semana con la cereza en el pastel: La conmemoración del centenario de la Soberana Convención Revolucionaria, celebrada en el Teatro Morelos un 10 de octubre de 1914. Más allá de remembrar algunos datos históricos de aquel suceso, quiero destacar que, con los festejos del día de ayer, una vez más Aguascalientes es punto de encuentro y unidad nacional, de diálogo y consenso, de fortalecimiento institucional y vocación federalista. Así como hace 100 años, los principales líderes revolucionarios se reunieron en nuestra ciudad para buscar la fórmula adecuada que tradujera los anhelos y banderas de la lucha armada en las Leyes e instituciones que permitieran devolverle la paz y el rumbo democrático al país, ahora es momento de retomar la convergencia de esfuerzos y voluntades para afrontar los nuevos retos que tiene México.

Como atinadamente señala el slogan que utilizó el Gobierno del Estado para publicitar este evento conmemorativo, “De las armas a las normas”, en la actualidad, nuestro país debe buscar que prevalezcan los cauces legales e institucionales por encima de todo y de todos. Toda revolución busca un cambio y México vive actualmente tiempos de cambio, de transformación, pero ahora no se trata de una revolución armada, se trata de una revolución de Leyes que son todas las “reformas transformadoras”, de las que esperamos mucho y creemos que habrán de cambiarle el rostro a nuestro país, por uno donde no existan rasgos de violencia, ni de pobreza, ni de desigualdad.

Así que después de esta semana de festejos importantes en Aguascalientes, sólo nos queda redoblar esfuerzos en nuestras actividades cotidianas e irnos preparando para el 439 aniversario de nuestra ciudad y el arranque del tradicional “festival de calaveras”.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención.Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com

Twitter: @josecarlos_romo