Una de las noches más tristes vivió el Barcelona el día de ayer al perder 8-2 frente al Bayern Munich, siendo su peor derrota en la historia de la Champions, ya que nunca antes habían concebido 8 goles en Europa, mientras que a nivel general, la última vez que recibieron 8 goles en un partido se remonta a los años 60.
El encuentro comenzó bastante movido, apenas al minuto 4 el Bayern Munich se puso en ventaja con un gol de Thomas Müller en una gran jugada de pared con Lewandowski.
Sin embargo, a los siete minutos de juego el Barcelona reaccionó pronto con una jugada en ataque comandada por Alba, quien envió y debido a un mal fildeo de Alaba, el austriaco anotaría en propia puerta, marcando así el 1-1.
Después de ese gol el Barcelona tuvo un par de jugadas que pudieron haber sido claves, un poste de Messi y un tiro de Suárez pudieron darle la vuelta, pero tras haber desaprovechado esas jugadas el Bayern respondió con una goleada que quedará para la historia.
Al 21′ Ivan Perisic marcó de zurda después de una mala salida del Barcelona; al 27′ Serge Gnabry terminó una gran jugada con un centro excelso de Müller, rematando a quemarropa frente a Ter Stege. Mientras que al 31′ Thomas Müller volvió a marcar en el encuentro, siendo este su sexto gol que le hace al Barça en su carrera.
Esta fue la primera vez en toda la historia en que Barcelona recibía 4 goles en la primera parte en un partido de Europa, pero el poderío inmenso del Bayern y las constantes equivocaciones del Barcelona daban pie a una derrota aún peor para los catalanes.
Iniciando la segunda parte, el Barcelona controló un poco mejor sus salidas y generó un par de jugadas en ataque, la más clara llegó al 57′ cuando Suárez recibió el balón al borde del área y con un amague se quitó a Boateng, para después marcar de zurda el 4-2 que mantenía cerrado el juego.
Todo se descontroló para el Barça minutos después cuando el Bayern refrescó a sus jugadores y los culés comenzaban a pagar el exceso de esfuerzo, nuevamente Joshua Kimmich se haría presente en el marcador al 63′ tras una gran jugada de Davies, para ampliar la goleada a 5-2.
Ya con la victoria bávara definida, ambos equipos se relajaron por un tiempo, el Barcelona sólo esperaba a que terminara el partido, pero el Bayern decidió ampliar aún más su victoria; quien faltaba de anotar era Lewandowski, y con un gran centro de Coutinho el polaco marcó de cabeza su gol 14 en la presente Champions, estando a la caza del récord de Cristiano de 17 goles en una edición.
El mismo Philippe Coutinho tomó revancha de su salida del Barcelona y le marcó un par de goles, el primero al 85′ dejando a hombres en el camino y el segundo al 89′ con la pierna zurda. Cabe señalar que el brasileño aún pertenece al cuadro catalán.
Con esta goleada de 8-2, quedó claro que el Barcelona necesita una revolución en todos los ámbitos, desde presidencia y directivos hasta jugadores, por lo que es posible que en los próximos años suceda una renovación en el club, con el despido de jugadores o directivos; de lo contrario el Barça pasaría a ser un equipo que ya no compita en Europa como en años pasados.