La ley de Profesiones recién aprobada por el Congreso del Estado tiene vicios de legalidad contra el derecho constitucional al trabajo, advirtió el presidente del Colegio de Abogados, Salvador Farías Higareda,
Anticipó que se buscará impugnar las normas y reglamentos que se emitan desde el Instituto de Educación de Aguascalientes como autoridad estatal responsable, al tratarse de una ley inconstitucional que va en contra del derecho al trabajo lícito que está plasmado en el artículo quinto de la Constitución Mexicana.
Lamentó que un proyecto de ley que tenía viabilidad haya quedado en un sin sentido por diversas modificaciones a la nueva norma regulada por la autoridad educativa estatal, que calificó como un contorsionismo jurídico de la legislatura local.
“A esta ley le quitaron artículos a diestra y siniestra y salió un mamotreto que se llama Ley de Profesiones, es una vergüenza para el estado porque no reúne los requisitos mínimos, en su transitorio se señala que en menos de 60 días debe todas las reglamentaciones de esta ley que habla de tener un registro de profesionistas y certificación, así como de la posibilidad de que te retiren tu cédula por seis meses o un año”.
Farías Higareda criticó el desaseo legislativo que se presentó en la elaboración de esta ley, pues se dio una primera propuesta factible generada por el presidente de la Comisión de Educación, Raúl Silva Perezchica, pero se convirtió en un Frankenstein por el manoseo legislativo como parte de una nueva ocurrencia de la actual legislatura.