Sin seguro de vida, el 97% de los fallecidos por COVID-19 en México, así lo señaló el ex presidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas en Aguascalientes, Humberto Martínez Guerra, quien resaltó la importancia de que la gente cuente con dicha herramienta para hacer frente a esta enfermedad que puede acabar con el patrimonio de las personas.
El ex presidente de AMASFAC Aguascalientes destacó que, a la fecha, todas las aseguradoras en el país han atendido 913 casos de personas que han enfermado por coronavirus, de un universo de alrededor de 40 mil contagiados que hay en México. Además de que, de acuerdo a recientes cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, sólo 101 familias de los muertos por COVID-19 cobraron un seguro de vida, lo que representa el 2.8% del total de fallecimientos con indemnizaciones totales por más de 32 millones de pesos, donde el monto mayormente pagado fue de 10 millones de pesos y el promedio oscila en poco más de 318 mil pesos, además de que los montos a indemnizar por defunciones han ocurrido sobre todo en personas del sexo masculino sobre todo en edades entre los 30 y los 59 años.
Martínez Guerra resaltó que una forma de acabar rápido con la economía y las herencias de las familias, es con una enfermedad grave que requiere de una atención muy seria, por lo que en la etapa actual que el mundo enfrenta ante el coronavirus, va a ser de difícil atención por un rato, de ahí que hoy más que nunca, no vale la pena correr el riesgo de acabar con el patrimonio por no prevenir.
Por lo anterior, subrayó la importancia de que la población entienda que es un grave riesgo patrimonial no contar con seguro, el cual no es caro ya que hay diversos paquetes que se ajustan a las distintas posibilidades económicas, con pólizas que van desde 500 pesos al mes y con una cobertura de hasta 3 a 4 millones de pesos en atención médica. “El Seguro no es caro, lo caro es no tener seguro, yo les recomiendo que recurran a un asesor profesional que les ayude y más en esta etapa de la contingencia”.