Luego de que se diera a conocer la entrada masiva registrada el pasado domingo en la Plaza de Toros Monumental, por motivo de corrida por el Día de San Marcos, la Diócesis Católica de Aguascalientes lamentó la forma en la que se puede llegar a arriesgar la integridad de las personas, por lo que pidieron a las autoridades y sociedad en general, no bajar la guardia en materia preventiva.
En la tradicional rueda de prensa ofrecida de manera semanal, el vocero de la Iglesia católica en la entidad, Rogelio Pedroza, precisó que la festividad original por el 25 de abril ha ido perdiendo su esencia, entre lo religioso y lo cultural, a tal grado que en época de Feria una gran parte de las personas suelen asistir a la verbena, dejando de lado la razón principal. El clérigo lamentó que eventos de cualquier índole puedan realizarse con gran número de asistentes, contrario a lo que sucede desde hace varios meses, en los templos y parroquias, donde se continúan implementando las medidas preventivas contra la pandemia, como es la sana distancia, aforo controlado, nulo contacto físico, entre otras medidas más.
Finalmente, el clérigo exhortó a la población en general a continuar siendo responsables con las medidas de prevención anti-COVID-19, mientras que a las autoridades demandó no arriesgar la integridad de las personas con la realización de eventos de respuesta masiva.
“Existe una mala percepción hacia la Iglesia donde se cumplen los protocolos contra la pandemia. No se puede comparar un evento masivo con un pasivo del templo, se debe de continuar con la responsabilidad compartida, entre autoridades y población”, concluyó.