Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ya sea en la sala o en el comedor de la casa, en mercados o en puestos semifijos, más de 30 millones de estudiantes de educación básica volvieron este lunes a clases en un ciclo escolar atípico.

Erik Damián Rodríguez comenzó a cursar su primer año de primaria y lo hace en el puesto de verduras de su familia en el Mercado de la Lagunilla.

Desde que su madre supo que las clases serían por televisión, se llevó el aparato al puesto y comenzó a preparar el espacio para que su hijo tome las clases por televisión.

“Él espera volver a su salón pronto, no sabe todavía que va a cambiar de escuela y que está en otro nivel, ya en primaria”, reconoció Marisol Elizabeth, madre del pequeño Erik Damián.

Aunque no están muy de acuerdo con las clases a distancia, debido a los distractores que se generan en casa, Esmeralda Durán y su hijo Ángel Rosas, quienes viven en Xochimilco, dispusieron los espacios para arrancar el curso.

Mientras ella cocinaba, el joven que cursa tercero de secundaria tomaba sus clases de activación y música.

“No me parecen bien, siento que no están aprendiendo nada porque son cosas muy sencillas, algunas que ya vieron”, comentó Esmeralda.

Claudia Ramírez, madre soltera y quien tiene dos hijos a quienes debe llevar al puesto de ropa que atiende en el Centro Histórico, comenzó este lunes su labor como maestra en el nuevo ciclo escolar.

“Voy a tener que traérmelos para poder trabajar, estamos aquí desde las 10:00 y hasta la tarde, es muy complicado, no debería ser así”, consideró Claudia mientras sus hijos tomaban clases en tabletas que les proporcionaron sus abuelos.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), el ciclo que hoy inicia de manera virtual tendrá validez oficial y concluirá el 9 de julio de 2021.

Según las cifras oficiales, 5 millones de niños cursarán el preescolar, 14 millones lo harán en primaria, 6.5 millones lo harán en secundaria, y 5 millones en bachillerato.