Hugo Morales Lozano

En la era de las redes sociales, el “like” se ha convertido en un idioma importante para los internautas, debido al poder que tiene para aprobar o desaprobar todo aquello que veamos en nuestras pantallas, incluso puede llegar a tener más impacto que los propios comentarios.

Tanto en las personas como en las marcas, existe una carrera por alcanzar cierto número de likes en un tiempo determinado, y más allá de pensar si eso es bueno o malo, hay que recordar que a nosotros los seres humanos nos gusta ser admirados y aceptados por los demás, somos seres sociales, está en nuestra naturaleza, así que un like puede generarte satisfacción porque te han visto y les ha agradado lo que ven, hasta ahí va todo bien, el problema surge, sobre todo en fanpages de negocios, cuando crees que esos “549 likes” (por decir un número) te van a comprar… ¿Por qué? ¿Será que no me comprarán esas 549 personas o cuál es el problema?

Comparemos nuestra navegación en redes sociales como un paso por la calle (a pie, en auto o como sea), mientras más avanzas, logras ver más símbolos y mensajes, de repente te topas con el espectacular de un automóvil, te gusta y vas a la agencia a pedir informes… así como tú actuaste, así lo harán quienes compartan los mismos gustos o intereses, en redes sociales pasa de esta manera: ves la foto del amigo, de la fiesta, la mascota del vecino, y luego se nos aparece la publicidad de ese automóvil, le das like, y decides empezar a seguir esa fanpage, habrá quienes sí se acerquen a comprar en los próximos días, mientras que otros preferirán hacerlo en el largo plazo, pero en ambos casos ganas reconocimiento de marca, ahora saben que existes, y si no saben de otro automóvil, tendrás la delantera contra tu competencia.

Otro dato a tomar en cuenta es que no es tener muchos likes porque sí, podrás tener cerca de 10 mil en una publicación gracias a una gran inversión económica en redes sociales, pero muy pocas personas serán tus clientes, para que no ocurra eso, siempre es importante “segmentar”, contar con una estrategia de marketing que establezca a qué tipo de personas estará dirigida la campaña y cuál será esa inversión adecuada, la idea es ganar, no perder. Lo mismo aplica para el número de followers, que son, como lo dice la palabra en inglés, aquellos usuarios que siguen tu fanpage ya sea porque vieron tu publicidad o te buscaron voluntariamente. El objetivo de estos followers o seguidores es crear una comunidad, generarás lealtad hacia tu marca y así tu negocio crecerá, pero ese tema lo abordaré en una siguiente ocasión.

Entonces, volviendo al contexto inicial… ¿Esas 549 personas que te dieron like, te comprarán? Sí… pero no todos al mismo tiempo, son sólo ventas potenciales.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx