El Centro de la ciudad resintió la ausencia de las mujeres tras el paro nacional, reconoció el presidente de Acocen, Alfonso Linares Medina, quien detalló que los comercios se sumaron a dicha iniciativa y dieron el día a sus empleadas, por lo que los dueños de los negocios se hicieron cargo de los mismos, en apoyo a la exigencia de detener la violencia de género.

En entrevista con El Heraldo, el representante de la Asociación de Comerciantes del Centro reconoció que la dinámica comercial y la movilidad durante este lunes se percibieron de manera diferente, tanto al recorrer las calles y en el tráfico vehicular en esta zona de la ciudad, toda vez que pareció como si fuera un día festivo.

Apuntó que como parte de la responsabilidad social que tienen los afiliados de Acocen, apoyaron este movimiento, por lo que platicaron con el personal femenino y se les dio la facilidad para que se tomaran el día del lunes en plena libertad y decidieran unirse al paro y no asistir a los centros de trabajo. De esta manera, algunos propietarios y la fuerza masculina se hicieron cargo de sus negocios y se solidarizaron a esta exigencia que busca erradicar la violencia hacia las mujeres.

Destacó que incluso en El Parián sólo el 60% de los negocios abrió sus puertas y el 40% cerró en apoyo al paro de mujeres, en tanto que en el resto de los locales del Centro la mayoría tuvo abierto e incluso hubo varios que colocaron moños morados para ser empáticos con el movimiento y manifestar que su negocio está en contra de la violencia.