Un infarto agudo al miocardio fue la causa de la muerte de un joven que se encontraba detenido en las celdas de la SSPM. Con esto se ratificó que su fallecimiento no fue causado por golpes de los policías preventivos, como en su momento denunciaron los familiares de la víctima.
El domingo 2 de junio a las 21:10 horas, policías preventivos detuvieron a un joven identificado como Iván Atzael, de 30 años, en la calle J. Pani, a la altura de Expo Plaza, debido a que aparentemente estaba provocando disturbios. Los oficiales lo trasladaron al Complejo de la SSPM, donde lo pusieron a disposición del Juzgado Cívico Municipal.
Sin embargo, el lunes 3 de junio por la mañana, los policías preventivos que lo custodiaban lo trasladaron al Hospital Tercer Milenio debido a que se había puesto mal de salud, aunque horas después fue dado de alta. Más tarde, volvió a sufrir una recaída y fue trasladado al HGZ No. 2 del IMSS, donde finalmente falleció.
Agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales iniciaron las investigaciones para esclarecer su muerte. Aunque familiares señalaron que Iván Atzael fue golpeado por oficiales de la SSPM mientras estuvo detenido, la necropsia practicada por médicos forenses no reveló la causa de su muerte.
Fue mediante estudios de histopatología que finalmente se determinó que el deceso del joven fue por un infarto agudo al miocardio, descartándose que hubiera sido víctima de una agresión por parte de oficiales de la SSPM. Por esta razón, el agente del Ministerio Público decidió cerrar la carpeta de investigación.