Gabriel Arellano Espinosa se define como una persona amante de la agricultura y la ganadería, y con una gran pasión por el servicio público, lo cual queda de manifiesto con el legado que le dejaron su bisabuelo y tatarabuelo, quienes fueron gobernadores de Aguascalientes.

Gabriel Arellano es Ingeniero Agrónomo con Especialidad en Zootecnia por el Instituto Tecnológico de El Llano, cuenta con un Diplomado en Formación Social y Empresarial y un Diplomado en Administración Pública, y además de tener experiencia en muchas cosas, ha participado en distintas organizaciones sociales y fue presidente municipal de Aguascalientes en el periodo 2008 al 2010.

Su familia tiene muchos años de radicar en Aguascalientes, tras recordar que don Vicente Arellano, fue un mercante español que llegó a esta tierra a desarrollarse como comerciante y a partir de ahí creció su familia. Señaló que su bisabuelo, don Rafael Arellano Valle y su tatarabuelo, Rafael Arellano Ruiz Esparza fueron gobernadores de Aguascalientes. “Don Rafael Arellano Valle a principios del siglo pasado trajo los talleres del ferrocarril. Esa industria le ha dado empleo a más de 5 mil personas en Aguascalientes y era la industria de este estado”.

Enfatizó que sus orígenes han sido de la agricultura y la ganadería y de eso ha vivido siempre su familia. Destacó que en la actualidad se han diversificado y desde hace 25 años han estado metidos en la producción de carne de pollo para grandes empresas. “Hoy en día estamos metidos con la empresa Pilgrim’s, antes trabajábamos con Sabro, una empresa de Aguascalientes y algunos otros familiares están metidos con la empresa Bachoco. Toda la vida hemos tenido vacas y ganado de criadero y hemos tenido borregas”.

Gabriel Arellano forma parte de una familia compuesta por 5 hermanos, 3 mujeres y 2 hombres, siendo el mayor. Está casado con Patricia González Gutiérrez con quien procreó 3 hijos, un arquitecto de 27 años, una abogada de 25 y una joven de 17 años quien actualmente estudia la Preparatoria. “Paty es el amor de mi vida y gracias a su apoyo no me hubiera aventado en este tema de la política en el que ando metido, soy un convencido de participar y seguir participando, me siento muy bien. Vamos a seguir echándole los kilos por delante”.