Sergio Cuevas Ávila

No debe hacerse un uso perverso de los programas sociales por parte del actual Gobierno Federal y se tienen que focalizar para apoyar realmente a las personas que se encuentren en una mayor vulnerabilidad, así lo estableció el vicepresidente regional Centro Norte de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, Jael Pérez Sánchez.

En conferencia de prensa, el especialista comentó que en Aguascalientes se ejerce un recurso de casi 3 mil millones de pesos en los diferentes programas sociales del Gobierno Federal, a través de la delegación de la Secretaría de Bienestar, donde el que más ejerce es el de 65 Años y Más, de los adultos mayores, con 1,500 millones de pesos como presupuesto anual para este año, seguido del programa de Jóvenes Construyendo el Futuro con 899 millones y el de las Becas Benito Juárez con una bolsa de 470 millones. De ahí le siguen el de Personas con Discapacidad con 82 millones y el de Niñas y Niños de Madres Trabajadoras con 48 millones de pesos.

Subrayó el hecho de que el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro no ha tenido el éxito esperado en Aguascalientes, dado que hasta julio de este año sólo hay alrededor de 2 mil 500 personas inscritas para un total de 14 mil 752 becas, es decir, que hay un subejercicio de 12 mil becas que no están ocupadas, lo cual llama la atención, dada la tasa de desempleo que tiene el estado y que va en aumento sobre todo en los jóvenes y particularmente en los que son profesionistas.

Indicó que si bien los programas sociales siempre han existido en éste y en los anteriores gobiernos, donde cada uno le da su enfoque, hay algunos como el de Adultos Mayores que vienen a paliar la pobreza en la que cae este sector de la población al no poder trabajar; sin embargo, hay otros con fines meramente electoreros como el de los Jóvenes Construyendo el Futuro y el de las Becas Benito Juárez, dirigidos a los primeros votantes, ya que cuando se analizan junto con el uso de sus recursos en el país “nos damos cuenta que sí tienen un efecto y cambian la intención del voto”.

En tal sentido, dijo que los estados más pobres es donde está ganando MORENA y la pobreza está altamente correlacionada con estos programas. “En pocas palabras a MORENA le conviene tener gente pobre. Son buenos todos los programas sociales sin embargo, no debe hacerse un uso perverso de ellos”.