José Luis Marroquín y Victoria Félix
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Los Diputados locales lograron lo que parece imposible: cargar gasolina 59 veces en un solo día, en un mismo establecimiento y en horarios prácticamente simultáneos… y con sólo 16 vehículos.
Así ocurrió el 26 de septiembre pasado, cuando la fracción del PRI gastó 33 mil 281 pesos, que equivalen a más de mil 664 litros de combustible, reportados en tickets que no fueron firmados por Diputado alguno.
Las 59 cargas supondrían haber llenado cada uno de los 16 vehículos 3.6 veces en un mismo día y, según los datos de los tickets, en un período de entre las 7:00 y las 16:30 horas.
Sólo entre las 10:00 y 11:00 horas presuntamente se efectuaron 11 cargas de gasolina.
Pero puede haber otra explicación. Según un ex trabajador del Congreso local conocedor del proceso, los Diputados compran tickets ajenos para justificar con ellos el gasto del bono de gestoría.
Los movimientos sospechosos fueron detectados en una revisión de Grupo REFORMA a las facturas y tickets de septiembre y octubre pasados de las seis bancadas del Congreso local obtenidos mediante una solicitud de transparencia.
A los que se detectaron las anomalías fueron a las bancadas tricolor y de Movimiento Ciudadano.
La práctica de cargar gasolina hasta por más 50 veces en una día se repitió por la bancada priista, integrada por 14 Diputados, acumulando un gasto de 866 mil 550 pesos en los dos meses.
La mayor parte de la carga de combustible se dio en las gasolineras Servicio Parque Fundidora y Oxxo Gas Cuauhtémoc Sur, ambas en Santa Catarina, en días en los que había sesión del Congreso y cuando ninguno de los legisladores del PRI pertenece a un distrito de ese municipio.
A su vez, la fracción de MC, que gastó 69 mil 567 en combustible en los meses mencionados, cargó 13 veces en un día en una sola gasolinera el equivalente a 9 mil 310 pesos.
En el caso del PRI, los tickets irregulares no fueron firmados por Legislador alguno, mientras que los que presentan saldos normales sí fueron endosadas.
En los documentos en poder de Grupo REFORMA, Heriberto Treviño, coordinador de la bancada del PRI, es el único legislador que no aparece firmando los comprobantes de su gasto.
Para el ex trabajador del Congreso que fue testigo de cómo se reportaba el gasto del bono, las facturas se obtienen con la compra y venta de tickets en las gasolineras, lo que le sirve al Diputado para quedarse con el dinero u ocultar compras no permitidas.
«Lo que hacen estos Diputados», detalló, «(es que) van con el gasolinero que está en la esquina, le dicen: ‘eh júntate los tickets, hazme la factura y te doy algo’, ¿por qué? Porque el Congreso no tiene este control interno».
Grupo REFORMA publicó el lunes que la opacidad en que los Diputados mantienen el «bono de gestoría» les permite ocultar gastos que parecen más un sobresueldo no autorizado que para el apoyo a los ciudadanos.