Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La falta de recursos para rehabilitar planteles, inconformidades del magisterio, dudas de padres de familia, incertidumbre sobre la vacunación y demás problemas marcaron un difícil camino a la escuela.
En más de 17 meses de permanecer cerrados, por la pandemia de Covid-19, muchos espacios educativos fueron saqueados y vandalizados. En algunos el equipo de cómputo y electrónico fue hurtado y en otros hasta desapareció el cableado eléctrico.
De acuerdo con datos de la organización Mexicanos Primero, hasta junio de este año, 6 mil 8 escuelas registraron robos durante la contingencia sanitaria.
Según las estimaciones, las pérdidas ascenderían a 600 millones de pesos, “en cifras optimistas”.
En reuniones con funcionarios de la Secretaría de Educación Pública, encabezada por Delfina Gómez, secretarios locales solicitaron apoyo para agilizar trámites burocráticos y poder cobrar el seguro de las escuelas a fin de recuperar lo robado.

REÚNEN FONDOS
Una de las entidades que ha registrado mayores dificultades es Michoacán, donde el nivel básico inciará el ciclo con clases virtuales, mientras que el medio superior y superior sí regresará a sus planteles.
El Secretario de Educación estatal, Héctor Ayala, admitió que el estado atraviesa por dificultades económicas, por lo que se ha solicitado apoyo a la Secretaria Delfina Gómez.
Informó que el universo escolar de educación básica es de más de un millón de alumnos y trabajadores y de las cerca de 12 mil escuelas de este nivel, en 380 existen carencias de agua.
En cuanto al nivel medio superior y superior, hasta la tercera semana de agosto, 48 instituciones de 120 notificaron que optaron por la presencialidad.
Respecto a los insumos, comentó que en conjunto con los Ayuntamientos se juntaron fondos para proporcionarlos, empero, apuntó que es necesario que la Federación apoye con recursos. Aclaró que se priorizará la ayuda en comunidades de alta y muy alta marginación.
“(Pedimos) que cuando sea posible nos ayuden. La Secretaria Delfina muy amablemente quedó en revisar (la petición). Nosotros ya hemos dotado a un poco más de 8 mil de estas 12 mil escuelas de algunos insumos, entendidos todavía de que no es suficiente porque deberíamos de tener el 100 por ciento, las condiciones económicas no son las ideales en este momento, pero estamos trabajando en mejorar la infraestructura hidráulica”, detalló.
Ayala abundó que Michoacán intervino en 880 escuelas que carecían de tinacos, aljibes, o tenían problemas con los servicios sanitarios.
Ante ello sugirió que los recursos del programa Escuelas de Tiempo Completo -extinto en esta Administración federal y que ahora lleva por nombre La Escuela es Nuestra- que ascendían a 480 millones de pesos anuales para el estado, se destinaran a rehabilitar escuelas.
Según sus proyecciones, para otorgar insumos por seis meses en la totalidad de planteles como cloro, jabón, jabón en barra, gel antibacterial y cubrebocas, así como la impresión de lonas informativas, se necesitaría 160 millones de pesos. De éstos, informó han juntado la mitad, 86 millones.

LUZ MILLONARIA
Por su parte, el Secretario de Educación del Estado de México, Gerardo Monroy indicó que la solicitud de recursos al Estado tuvo consenso entre sus homólogos en las demás entidades. Señaló que en ese territorio hay 300 escuelas con falta de agua o con infraestructura que se debe intervenir por carencias o hurtos.
“Estamos tratando de estirar los recursos que más se puedan para que logremos atender esta parte. (A Delfina Gómez) le abordamos la necesidad de poder enfrentar este problema a través de la solicitud formal de una bolsa especial para que el Gobierno federal pueda ayudarnos para atender esta parte. Lo dejamos ahí en la mesa todos los Secretarios de Educación del País”, expuso.
Monroy mencionó que otro de los problemas que han enfrentado es el de altas tarifas por el servicio de luz, pese al cese de actividades, por lo que entablaron diálogos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
“Que haya una revisión muy minuciosa de los consumos. La Comisión también dejó de tomar lectura y también se fueron con los consumos históricos, eso quiere decir que nos estaban cobrando como si estuvieran consumiendo las escuelas. Se nos fueron las cuentas muy elevadas”, añadió.
En algunas, dimensionó, se le cobra al Gobierno local de 600 mil a 800 mil pesos y destacó un caso en el que se supera el millón de pesos.
Apuntó que la entidad mexiquense dispone de 7 mil 800 psicólogos para ayudar a los profesores con problemas psicológicos y destacó que el Edomex tuvo una buena experiencia con la apertura de escuelas en la fase final del ciclo 2020-2021 en junio pasado.
Afirmó que no hubo ningún contagio. En ese entonces, señaló, se contó con una asistencia de alrededor de 48 mil alumnos y 3 mil 800 docentes, en cerca de 280 escuelas públicas y privadas.