En su intento por evitar ser detenido tras cometer un robo, un joven se introdujo a un domicilio que tenía la puerta principal abierta cometiendo un delito tras otro. Quien terminó a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, luego de haber sido detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes, es un individuo de nombre Brayan, de 18 años de edad.
Esta persona arribó a una tienda de abarrotes que se ubica en la calle Luis Cabrera con la intención de realizar una compra. Sin embargo, aprovechó un descuido del encargado, para apoderarse de 500 pesos en efectivo y luego salir corriendo.
El afectado lo reportó de inmediato a las autoridades, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes fueron tras él y cuando Brayan se dio cuenta de que ya le estaban dando alcance, se introdujo sin autorización del propietario a un domicilio que tenía la puerta principal abierta y el cual se ubica en la calle José Isabel Robles, en la colonia Insurgentes. La propietaria autorizó a los elementos policiacos ingresar para efectuar la detención del presunto delincuente que había allanado su domicilio.