Un árbol frenó la veloz marcha de un conductor, quien tras accidentarse se retiró del lugar, dejando en la escena su vehículo, el cual fue remolcado a la Pensión Municipal.
Minutos después de las 11:00 horas de ayer, sobre la avenida Siglo XXI, a la altura de la calle Sol en el fraccionamiento Cielo Claro, circulaba de norte a sur un auto Ford Ka, modelo 2003, en color rojo y con placas LXK-8946 del Estado de México. En determinado momento, su conductor perdió el control del volante, subiéndose al camellón central, para posteriormente seguir su marcha y chocar contra un árbol, el cual debido a la fuerza del impacto, derribó por completo, quedando el vehículo abandonado en el lugar del percance.
Elementos viales del municipio atendieron el reporte, sin embargo, al llegar no pudieron ubicar al responsable. Los daños materiales se estiman en 15 mil pesos.