Durante un operativo de supervisión a centros de rehabilitación, la Dirección de Regulación Sanitaria suspendió las operaciones de un anexo ubicado en la colonia Pintores Mexicanos por incurrir en diversas anomalías sanitarias graves.
Su titular, Octavio Jiménez Macías, informó que el operativo estuvo integrado por personal de la Secretaría de Salud de la Entidad, corporaciones policiacas estatales, federales y municipales, así como de Protección Civil, Comisión Estatal de Derechos Humanos y Consejo Estatal Contra las Adicciones.
Indicó que al llegar al inmueble, el personal supervisor documentó fauna nociva en el área del comedor, nulas actividades de consejería y lúdicas, falta de ventilación e iluminación, inconsistencias en las notas médicas de egreso y en las intervenciones de psicología.
Por lo anterior, Jiménez Macías mencionó que ante dichas irregularidades se procedió a la suspensión de este anexo y al inicio de los procesos para aplicar las sanciones correspondientes según marca la ley.
Finalmente, señaló que todas las áreas involucradas en la revisión permanente a los anexos darán seguimiento puntual a este caso y a las posibles sanciones que pueda recibir.