Abril Valadez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Vicente Fernández fue un hombre que se entregó al mundo de la charrería y las tradiciones mexicanas, así que en su homenaje y funeral no faltaron charros ni escaramuzas.
Ayer acudieron 15 mil asistentes a su misa y fue amenizada por su Mariachi Azteca.
Antes de la despedida religiosa, se proyectó un documental sobre la vida del artista -fallecido el domingo a la edad de 81 años- con testimonios de familiares y amigos, y del mismo ídolo que fundó su rancho Los Tres Potrillos en 1980.
Los restos del cantante fueron sepultados a puerta cerrada en su rancho.

¡Participa con tu opinión!