Elementos viales lograron la detención de un operador de una pesada unidad, quien tras protagonizar un fuerte accidente, se descubrió que tenía cuentas pendientes ante la justicia, al enfrentar en su contra una orden de aprehensión por el delito de lesiones. Se trata de Ernesto, de 47 años de edad.
Todo inició cuando el ahora detenido, circulaba a bordo de un camión tipo tortón, marca Dina, modelo 2008, en color verde y con placas de circulación 664EY2 del SPF, sobre la avenida Siglo XXI, de sentido oriente a poniente, y en determinado momento no guardó su distancia de seguridad, impactando en primera instancia un auto Chrysler, modelo 1998, con placas AEC4536 de Aguascalientes, el cual se encontraba parado por indicaciones del semáforo; posteriormente, tras el impacto, la pesada unidad perdió el control a su costado derecho, para pegarle de manera frontal a un poste de alumbrado público, siguiendo su trayectoria para impactarse contra una vagoneta Chevrolet, modelo 1993, en color verde y con placas del estado, ésta a su vez, salió disparada alcanzando a proyectarse contra un auto Nissan, modelo 1989, en color blanco y con placas ADJ574B de Aguascalientes.
Atendiendo el reporte, agentes viales se trasladaron hasta el lugar del percance, donde al llegar y luego de consultar en el Sistema Plataforma México los generales de los automovilistas involucrados en el accidente, fueron notificados de que Ernesto contaba con una orden de aprehensión emitida en San Luis Potosí, pendiente desde el año 2012.
Finalmente, fue trasladado ante el agente del Ministerio Público del fuero común donde se determinaría su situación jurídica, primero por los daños ocasionados a los otros tres vehículos y segundo por la orden de reaprehensión en su contra.