Ya fue vinculado a proceso el último de los detenidos por agentes de la Fiscalía General del Estado y policías estatales por estar relacionado en la tortura y lesiones que le provocó, junto con otras personas, a dos hombres y una mujer, a quienes incluso les amputaron la oreja izquierda como “castigo” por vender drogas para otro grupo delictivo diferente al que ellos pertenecen.
Se trata de quien fue identificado como Adrián, de 33 años, quien ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones Aguascalientes.
Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Tercer Partido Judicial, con sede en el municipio de Pabellón de Arteaga, lo vinculó a proceso por los delitos de privación ilegal de la libertad y lesiones dolosas calificadas.
De acuerdo con las pruebas que fueron aportadas por el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del Estado, fue el día 8 de agosto del 2021, siendo las 00:30 horas, cuando Adrián y una mujer arribaron en un coche color gris al fraccionamiento La Ribera, en el municipio de San Francisco de los Romo, con la finalidad de “cobrar” la cuota por la venta de droga que le daban a vender a la víctima, de nombre Edgar, de 40 años.
Posteriormente, con el pretexto de que les ayudara a reparar una motocicleta que estaba descompuesta, lo llevaron a un domicilio ubicado en el fraccionamiento Cerrada San Francisco, en el mismo municipio de San Francisco de los Romo.
Sin embargo, ya en ese lugar, comenzaron a golpearlo y a torturarlo, en represalia porque se habían enterado que estaba vendiendo droga para otro grupo delictivo diferente al que ellos pertenecían.
Posteriormente, lo hincaron y otro adolescente, identificado como L.E.S.V., de 17 años, lo amarró con las manos hacia atrás y de los pies, siendo el caso que, unos 15 minutos más tarde, llegó otro sujeto al que le llamaban ‘Jefe’, quien comenzó a golpearlo brutalmente junto con Adrián, provocando con ello la pérdida de varias piezas dentales.
Enseguida, una adolescente de 16 años, identificada con las iniciales S.A.P.O., le cortó la oreja izquierda con un cuchillo, sintiendo bastante dolor que provocó que quedara inconsciente. Más tarde, cuando reaccionó, se percató de que estaba solo, por lo que salió a pedir ayuda al propietario de una tienda de abarrotes.
Al lugar de los hechos, acudieron policías estatales y policías preventivos de San Francisco de los Romo, además de una ambulancia del ISSEA, a bordo de la cual fue trasladado al Hospital Tercer Milenio a recibir atención médica.
Mientras tanto, agentes de la FGE iniciaron las investigaciones y, mediante una serie de operativos junto con policías estatales, lograron detener a cinco implicados en los hechos, entre ellos Adrián, a quien se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva y se le dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.