A petición de la madre de los dos menores que fallecieron el pasado lunes en el incendio de la planta tratadora de agua ubicada en el fraccionamiento Paseos de San Antonio, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes escoltó la carroza que los trasladó a la iglesia y posteriormente al panteón donde fueron depositados finalmente sus restos.
Al tener el sueño de convertirse algún día en policías, la madre de los menores de 7 y 9 años de edad, solicitó a manera de homenaje de sus difuntos hijos fueran escoltados como un acto de última voluntad. Así, dos patrullas de la Municipal escoltaron la carroza en señal de duelo, misma que salió de un domicilio de la comunidad de El Relicario con destino al templo de la colonia Martínez Domínguez.
Finalmente, el acompañamiento a la familia terminó en el panteón Jardines Eternos 2000, en donde fueron sepultados los cuerpos de ambos menores que lamentablemente perdieron la vida.