Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El locutor Allan González figura entre las víctimas de los ataques de un grupo del crimen organizado el jueves en Ciudad Juárez, Chihuahua.
Mientras realizaba una transmisión desde la pizzería Little Caesars –en Ejército Nacional y Rancho Mesteñas– junto con Lino Flores, del área de Promociones; Armando Guerrero, gerente de Operaciones, y Alex Arriaga, un escolta, fueron blanco de las ráfagas de los criminales, desde un auto gris en marcha.
González, nacido en Ciudad Juárez, colaboraba en la estación Switch Mega Radio, en la frecuencia 105.9 FM y estaba a cargo del programa «Persistente y completo», que se transmitía de lunes a viernes. La sección más famosa era «Chavorrucos».
Al menos desde hace ocho años Allan era la voz más escuchada en Ciudad Juárez.
También promocionaba la pista de baile más grande al aire libre en el «El Paso County Coliseum», a llevarse a cabo el próximo 13 de agosto.
«Colaborador, siempre amable, atento, grandes pláticas, duraba más tiempo hablando con él que al aire», expresó su compañero Edgar Almeida en su perfil de Facebook.
«Siempre carismático, con planes», añadió quien forma parte del programa «Ponte las pilas».
Diversas estaciones lamentaron el asesinato y se solidarizaron con el gremio.
«Debido a la lamentable situación de nuestros compañeros de Megaradio, se tomó la decisión de suspender la programación, hasta nuevo aviso, agradecemos sus muestras de apoyo a nuestra familia, el dolor que nos aqueja a todos es inmenso. Esperamos su compresión y les enviamos la fortaleza para afrontar está oleada de violencia», anotó ayer en redes sociales la estación 860 AM.
«Compartimos la pena y el luto de las familias de nuestros apreciables compañeros, como empresa socialmente responsable haremos lo necesario, primero para estar cerca de ellos en estos momentos tan difíciles.
«Protestaremos lo necesario para que se haga justicia, seremos solidarios con todos aquellos que de alguna manera han sido alcanzados por grupos que apuestan a la desestabilización social», comunicó la empresa Mega Radio, y pidió el esclarecimiento de los hechos.
Los ataques de grupos del crimen organizado reportados en diversos puntos de Ciudad Juárez, dejaron además una tienda Rapiditos incendiada, con saldo de dos personas muertas.
También se reportó una tienda Oxxo atacada en Gómez Morín, una gasolinera baleada en esa misma avenida y una agresión armada en un Circle K de Reforma y Salvador Díaz Mirón, con saldo de por lo menos cuatro heridos de bala.
Una persona fue encontrada muerta en Bulevar Zaragoza y calle Sierra Tarahumara, y otra fallecida dentro de una camioneta en Teófilo Borunda.
También el despachador de una gasolinera fue baleado en Yepomera y Torres, mientras que tres vehículos de carga fueron incendiados en Tecnológico, Riberas y Olivia Espinosa.
En total las autoridades contabilizan ayer 11 personas fallecidas, entre ellas un menor de 9 años.