Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- Con solamente dos triunfos en 2020, los Cowboys -franquicia mejor valuada del deporte según Forbes en 5.5 mil millones de dólares-, va que vuela para tener una de sus peores campañas.
Los Vaqueros de Dallas regresan este domingo a la acción tras descansar en la Semana 10 y tienen la idea de despertar en la casa de los Vikingos de Minnesota, que llegan encendidos con tres victorias consecutivas.
Dallas ligan cuatro derrotas, y una más los mantendría en el camino de terminar con una de sus peores campañas desde que debutaron hace 60 años en la NFL.
La peor temporada en la historia de los Vaqueros fue esa del debut en 1960, pues terminaron con marca de 0 triunfos, 11 derrotas y un empate, mientras que la segunda peor fue en 1989, el primer año de Troy Aikman, donde los texanos solamente ganaron un encuentro y recibieron 15 descalabros.
A los Cowboys, que están en el fondo del Este de la NFC, todavía le restan siete duelos. Cuatro son de visita (hoy ante Minnesota, Baltimore, Cincinnati y Gigantes), y tres en Arlington (Washington, San Francisco y Filadelfia).
Las proyecciones del reconocido sitio de fivethirtyeight colocan hoy a Dallas, si bien le va, para que termine con registro de 4-12, algo nada agradable, pues tras el 0-11-1 de 1960 y el 1-15 de 1989, solamente le siguen un 3-13 en 1988, y tiene tres campañas donde sumaron 4 triunfos.
Lo cierto es que las lesiones han maniatado a Dallas, y la más importante es la baja de su quarterback Dak Prescott.