Dulce Maria Carranza Rojas 
Agencia Reforma

CDMX.- El Gobierno federal desplegará a elementos de la Guardia Nacional durante la jornada electoral del próximo 6 de junio, especialmente en cinco entidades que se consideran focos rojos en materia de incidencia delictiva.

Las entidades en las que habrá una vigilancia especial durante el fin de semana son Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí y Zacatecas, que concentraron uno de cada cuatro homicidios registrados en el País entre enero y abril de este año.

La estrategia de seguridad fue comunicada por el Ejército y la Marina a funcionarios del Gabinete federal, y consiste en que los militares vigilarán las sedes distritales y la paquetería de la elección correspondiente a diputados federales, mientras que 99 mil elementos de la Guardia Nacional patrullarán las inmediaciones de las casillas, cuidando no pasar delante de ellas.

Fuentes de la Secretaría de Gobernación informaron que el Gabinete de Seguridad será el encargado de atender todos los llamados de emergencia de candidatos que se susciten antes, durante y después del día de la elección en el Centro de Monitoreo y Acciones de Coordinación que se ha instalado para ese fin.

Las cinco entidades consideradas como focos rojos registraron de enero a abril de este año 2 mil 691 homicidios dolosos, que representan el 28.3 por ciento de los 9 mil 507 reportados en todo el País.

Entre esos homicidios están los cometidos en contra de candidatos y aspirantes, como los de Alma Rosa Barragán, quien competía por Movimiento Ciudadano a la Presidencia Municipal de Moroleón y del diputado local panista Juan Antonio Acosta, que pretendía ser el abanderado de su partido a la Presidencia Municipal de Santa Cruz de Juventino Rosas, ambos crímenes ocurridos en Guanajuato.

En Michoacán, la camioneta del ex Alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, quien ahora aspira por el PRI a la Presidencia Municipal de Morelia, fue baleada el pasado 9 de mayo y, el 25 del mismo mes, el aspirante del Partido Verde a la Alcaldía de Uruapan, Omar Plancarte, fue secuestrado.

En tanto, en Guerrero, San Luis Potosí y Zacatecas se han registrado ataques y amenazas en contra de candidatos e integrantes de sus equipos de campaña.

De acuerdo con el mapa definido por las autoridades federales, Baja California, Sonora y Sinaloa están consideradas de riesgo alto. En estas entidades operan los principales cárteles de la droga, y en Sonora, presuntamente, integrantes de uno de ellos asesinaron a balazos al candidato de Movimiento Ciudadano a Cajeme, Abel Murrieta.

Con riesgo medio están clasificadas Chihuahua, Nuevo León, Nayarit y Tlaxcala, mientras que el resto de los estados son visualizados con riesgo bajo, pese a que algunos de ellos, como el Estado de México, han presentado casos de secuestros de candidatos, como el de Zudikey Rodríguez, candidata a Presidenta Municipal en Valle de Bravo por la coalición de PRI-PAN-PRD.