Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) tiene detectadas 89 redes familiares al interior de tribunales de circuito y juzgados de distrito en 21 estados del País.
En el Acuerdo por el que se establece el Plan Integral de Combate al Nepotismo, el organismo exhibe el caso del magistrado Héctor Flores Guerrero, adscrito durante 30 años al Vigésimoquinto Circuito, en Durango.
«Generó la construcción de una red familiar que comprendió 17 parientes, lo que de manera indirecta propició que una misma familia conociera del mismo asunto en distintas etapas», refiere el CJF.
Ahora los juzgadores deberán registrar a sus parientes hasta de quinto grado en el «Padrón de relaciones familiares».
No hacerlo dejará sin efectos el nombramiento de quien haya incurrido en la falta, se advierte en el Acuerdo.