Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) identificaron cinco zonas del País con alto potencial de atracción de inversiones.
Se trata de los corredores Monterrey-La Laguna, La Laguna-Culiacán y Coatzacoalcos-Palenque, y de los clusters de la Zona Metropolitana de Chihuahua y Tamaulipas.
En el Atlas Prospectivo Territorial-Industrial para la Atracción de Inversiones, las oficinas de la ONU plantean que las economías de aglomeración sean la base de un desarrollo económico sostenido y sostenible que reduzca los impactos ambientales negativos y genere mejores condiciones de vida para la población.
«Desde esta perspectiva, son las ventajas territoriales locales las que sustentan las fortalezas para la promoción industrial de México en el exterior; un enfoque innovador basado en los preceptos de la nueva economía geográfica», apuntan.
El Atlas identifica cinco sectores estratégicos en los que combinan cadenas globales de valor y capacidades territoriales para actividades específicas.
En el caso de la industria eólica indica que México tiene la capacidad de producir insumos básicos: acero, cables, pintura y sistemas de iluminación.
«Dichos componentes son fundamentales en la construcción de las torres eólicas, pero además permiten lograr una reducción de costos de importación y un aumento al contenido nacional», señala.
«México se encuentra en una posición geográfica privilegiada para producir lo necesario para satisfacer la demanda nacional, además de abastecer con productos y servicios el consumo internacional, principalmente de Estados Unidos y Latinoamérica».
El potencial se ubica en el corredor Monterrey-La Laguna.
Para el sector farmacéutico, el Atlas destaca la capacidad para la fabricación de antisueros y productos inmunológicos modificados, en particular en el corredor La Laguna-Culiacán.
En el País, indica, operan 14 de las principales compañías farmacéuticas del mundo, lo que testifica que tiene la capacidad para producir preparaciones.
«Además, se tienen recursos e insumos pertinentes para la producción de los ingredientes activos, críticos y en alta demanda mundial», apunta.
ONU-Habitat y ONUDI consideran que México puede tener una importante participación en varios eslabones de las cadenas de valor en la industria aeroespacial y focalizan el potencial en la Zona Metropolitana de Chihuahua.
Para el corredor Coatzacoalcos-Palenque ven amplias posibilidades de aprovechar las cadenas de valor de la agroindustria, en particular las del chocolate y la vainilla.
En el caso de la industria petroquímica, remarcan que México tiene la oportunidad de aumentar la rentabilidad en la cadena nacional de valor de los insumos y ubican el mayor potencial en Tamaulipas.
«Una nueva estrategia nacional para la atracción de inversiones y la industrialización sostenible, particularmente en el contexto de reordenamiento económico a escala global como consecuencia de la pandemia por Covid-19, requiere de enfoques innovadores que consideren, además del desempeño económico sectorial, elementos relacionados con la sostenibilidad ambiental, la inclusión social y la estructuración urbano-regional del país», concluyen.

¡Participa con tu opinión!