Édgar Hernández
Agencia Reforma

TAPACHULA, Chiapas 30-Dic .- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI) hicieron un mapeo de los conflictos que afectan a las comunidades indígenas del país, como el despojo de tierras, minería y crimen organizado.
De acuerdo con lo documentado en las asambleas del Quinto Congreso que se realiza en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 202 municipios indígenas mexicanos enfrentan algún tipo de agresión.
En Veracruz, los derrames tóxicos han devastado las fuentes de agua. El pueblo wixárika, ubicado en Jalisco, Nayarit y Durango, padece embestidas en varios frentes desde invasiones añejas.
Además, en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, las comunidades enfrentan despojos de tierras comunales de parte de empresas extractivas.
En el Estado de México, además, se pretende imponer el proyecto carretero Toluca-Naucalpan, lo que afecta 23 kilómetros de bosque, enumeró el Ejército Zapatista.
En Oaxaca, además, se han impuesto reservas ecológicas que han quitado territorio a pueblos; en Morelos se pretende despojar a comunidades por la carretera La Pera-Cuautla.
En Colima, un empresario intentó imponer una mina en el Cerro Grande, en cuyos bosques se produce la totalidad de las aguas que abastecen a la entidad.
«En la comunidad nahua de Santa María Ostula, en la costa de Michoacán, en el Municipio de Aquila, en las comunidades de Ostula, de Coibe, de Pomaro, la delincuencia organizada, junto con el gobierno, han matado a 34 comuneros, entre ellos dos niños, han desaparecido a seis comuneros», acusó un delegado del CNI.
Para enfrentar los ataques, señalaron, las comunidades han construido formas autónomas de gobierno y de defensa.
Etnias de todo el país participan en el Quinto Congreso Nacional Indígena, del que se espera que, en colaboración con el EZLN, sea elegida una mujer para que participe como candidata independiente en las elecciones presidenciales de 2018.

¡Participa con tu opinión!