La Licenciatura en Terapia Física del Centro de Ciencias de la Salud (CCS) de la Universidad Autónoma de Aguascalientes celebra 15 años formando profesionistas competentes y capaces de participar en diferentes grupos multidisciplinarios de salud. Así lo manifestó la Dra. Susana Berenice Esparza Ramos, jefa de departamento de Terapia Física de la UAA, quien compartió que se trata de alumnos que se desempeñan desde una perspectiva ética, humanista, emprendedora y con responsabilidad social, valores que caracterizan a esta casa de estudios.

Desde 2006, la Licenciatura en Terapia Física ha visto egresar a 11 generaciones de profesionistas, quienes ofrecen servicios a individuos y poblaciones para restaurar o mantener al máximo su capacidad funcional; asimismo, contribuyen a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que padecen alguna enfermedad y se haya generado una discapacidad.

La Dra. Esparza Ramos comentó que dicho programa académico nació ante la necesidad de fisioterapeutas en empresas, hospitales e instituciones. Lo anterior encaminó a la Autónoma de Aguascalientes a transformar en licenciatura a la entonces carrera técnica, convirtiéndose así, en la primera universidad en el estado y la región en ofertarla como pregrado.

Además, subrayó que en 2020, el INEGI reportó que en Aguascalientes había más de 71 mil personas con discapacidad, por lo que la necesidad de que existan más profesionistas enfocados a mejorar las condiciones de vida y bienestar de las personas con discapacidad, es cada vez mayor. Es por ello que, recientemente, y luego de haber realizado estudios de pertinencia y factibilidad, la UAA tomó la decisión de incrementar la matrícula escolar, más no de manera desproporcionada a fin de que los egresados tengan más oportunidades de ejercer su profesión, ya sea en una institución o en un autoempleo.

Aunado a ello, la jefa de departamento señaló que el 52% de los egresados, tienen autoempleo y el resto se encuentran muy bien posicionados entre los empleadores, como lo son las instituciones públicas o privadas como el IMSS, CRIT, Hospital Hidalgo, por mencionar algunas.

Actualmente, la Licenciatura en Terapia Física cuenta con 160 alumnos adscritos y recibe anualmente alrededor de 400 solicitudes de ingreso. Asimismo, cuenta con certificaciones de calidad externas y ha mantenido desde 2018 el nivel 1 de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

Cabe destacar, que tanto estudiantes como egresados de la Licenciatura en Terapia Física, tienen una participación importante en la Clínica de Rehabilitación Física ubicada en la Unidad de Atención Integral a la Salud de Ciudad Universitaria, pues ahí ofrecen diversos servicios de salud a la sociedad en pro de mejorar su calidad de vida a través de actividades terapéuticas.