Daniela de la Mora
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Si te diagnosticaron Covid-19 y te estás recuperando de las secuelas de la enfermedad es necesario mejorar tu salud pulmonar y física.
Abelardo Elizondo Ríos, jefe de la sección de Neumología de la Sociedad Mexicana de Neumología, recomienda hacer ejercicios aeróbicos y cardiopulmonares como caminar, trotar, correr, andar en bicicleta, usar la elíptica o hacer natación, de preferencia todos los días para mejorar la salud pulmonar.
“En estos ejercicios usamos los músculos de la respiración, forzando inspiraciones más profundas y ejercitando los músculos del tórax.
“Al forzarse con el ejercicio vigoroso, también el diafragma se ejercita mejor y eso hace que el pulmón trabaje con mayor grado de exigencia y por ende tome más aire y oxigene mejor la sangre”.
Por separado, coincide Uriel Chavarría Martínez, profesor de neumología y medicina crítica en Hospital Universitario.
“Si alguien tuvo un daño que no fue tan severo, pero que estuvo postrado en cama, lo que hay que hacer es caminar y revisar el oxígeno.
Lo más importante es la actividad física aeróbica controlada y progresiva, y muy bien vigilada porque quien tenga más daño es probable que esta actividad física se tenga que hacer con oxígeno”, dice Chavarría Martínez.

La clave: falta de aire
Chavarría Martínez comenta que un 85 por ciento de las personas que tuvieron Covid se recupera sin ninguna secuela pulmonar y sin tener afección pulmonar.
Sin embargo, el otro 15 por ciento que sí se vieron afectados con una secuela pulmonar es porque tuvieron una neumonía por Covid.
“La manera de identificar una afección pulmonar es con síntomas como falta de aire o cuando el oxímetro marca que su oxígeno está bajo. Todos los programas de rehabilitación pulmonar sugieren que esto se analice hasta después de un mes del episodio agudo de Covid y si el oxígeno sigue bajo, es porque ya hay una afección.
“También se debe revisar si después de pasar el periodo de convalecencia se tiene limitación física para actividades que antes de enfermarse de Covid se podían hacer sin problema. Ahí habría que hacer un análisis si hay alguna consecuencia pulmonar a largo plazo”, recomienda.
De acuerdo con Chavarría Martínez, entre las consecuencias pulmonares que se pueden presentar está la fibrosis pulmonar o que la función pulmonar quede disminuida por un periodo de meses o sea irreversible.
“Entre más severo haya sido el cuadro o más soporte haya necesitado, más riesgo hay de que quede con una consecuencia seria”, menciona.
“Las consecuencias serias son sistémicas. La persona tiene más limitación al principio, no por los pulmones sino por el cuerpo, porque pierde masa muscular, pierde tono, fuerza y los pacientes que están en un soporte muy alto en el hospital es común que tengan consecuencias serias musculares”.
En caso de tener una afectación muscular y pulmonar se recomiendan los programas de rehabilitación pulmonar que duran ocho semanas son dirigidos por profesionales de la salud.

Fortalecer pulmones
Si un paciente recuperado de Covid presenta problemas para respirar con regularidad o se le va el aire se recomienda el constante monitoreo con un oxímetro, la activación física y ejercicios con un inspirómetro incentivo.
“Si el daño no fue mucho deben empezar a salir a caminar o si en su casa tienen caminadora que hagan ejercicio y ejercicios que fortalecen los músculos de la respiración como inspiraciones profundas sostenidas, es decir, que sostengan la respiración por algunos segundos y luego hagan una exhalación lenta”, explica Elizondo Ríos.
“Esto ayuda a que el pulmón se infle un poco más, se expanda y los músculos de la respiración estén funcionando y ejercitándose de la manera correcta”.
El experto recalca que no se debe estar en completo reposo después de salir de Covid.
“Tenemos que intentar movilizar al paciente lo más pronto posible y ponerlo a hacer actividades físicas o de lo contrario el periodo para su recuperación será más largo y entre más tiempo tardemos en recuperarlo más complicaciones puede tener”.

De mayor riesgo
Las personas más propensas a problemas respiratorios son las que tienen diabetes o hipertensión, el paciente obeso y los fumadores, expresa Elizondo Ríos.
“Tienen más riesgo las personas que no hacen ejercicio y son sedentarias. Debemos vigilar mucho nuestro estado nutricional, nuestro peso, hacer actividad física y no fumar, porque hacen un mundo de diferencia en la recuperación, sobre todo después de la neumonía o el Covid.
“Yo he visto que mis pacientes, específicamente aquellos que hacían actividad física regularmente, que por algún motivo desarrollaron neumonía, que no están obesos y llevan una buena alimentación, se recuperan mucho más rápido que el obeso, el sedentario, el que no lleva una buena dieta o el que fuma”, comenta el especialista.

¿Ansiedad?
Elizondo Ríos recomienda que si una persona recuperada de Covid siente que no puede respirar y siente que se ahoga, es importante que tenga un oxímetro en casa y esté en constante monitoreo.
“Si no le bajó la oxigenación puede que sea un ataque de ansiedad, puede que sea algún evento también cardiaco y no necesariamente pulmonar.
Al descartar que no es nada grave, ni pulmonar, ni cardiaco y pensamos que puede ser algo más del tipo ansiedad, se sugieren técnicas de relajación como respirar despacio, hondo, que sostengan la respiración de forma profunda y que exhalen despacio”.

No te quedes descansando
De acuerdo con Elizondo Ríos el daño pulmonar no ocurre sólo por haber tenido Covid o una neumonía, sino por el tiempo que el paciente estuvo postrado o encamado por la gravedad de la neumonía y los medicamentos que se usaron.
“Los motivos son multifactoriales.
Puede deberse a la misma enfermedad que hace que pierdan peso y se atrofien los músculos torácicos, y eso provoca que el paciente se fatigue más”.
También influyen medicamentos que se utilizan para el Covid, sobre todo los esteroides como la dexametasona, ya que si se usa por periodos prolongados produce debilidad muscular.
Ocurre también un deterioro en los pacientes llamado catabolismo, que se da cuando el paciente pierde masa muscular pues se atrofian músculos si está mucho tiempo postrado o encamado, además de presentar mucha fatiga y falta de aire.
“Y por un daño pulmonar que ocurre cuando hay una complicación de neumonía en Covid. Eso genera que el paciente tenga que respirar con mayor intensidad, mayor frecuencia y forzar más los músculos de la respiración”, explica.
Debido a esto se recomienda incentivar a los pacientes recuperados a incorporarse lo antes posible a la actividad física.
“No tienen que irse a correr un maratón, pero que sí empiecen a dar unos pasos. Hay algunos pacientes que requerirán de oxígeno y de apoyarse (dependiendo de la severidad) con un especialista que les pueda dar algunas estrategias específicas de cómo empezar a rehabilitarse”, dice Elizondo Ríos.