Cuando las señoras y los señores legisladores federales se hastían de la rutina en el capital del país, inventan un viaje de trabajo a cualquier parte. El caso es cambiar de aires y esta vez ese honor le correspondió a Aguascalientes, en donde estuvieron para conocer, analizar y opinar sobre el Distrito de Riego 001.

Su presencia se hizo por invitación de su compañero de cámara, Noel Mata Atilano, desconociéndose si el traslado y estancia corrió por su cuenta o se cargó al erario. El asunto es que las mentes más brillantes del momento acudieron a las instalaciones del Tecnológico Nacional de México, ubicado en el municipio de Pabellón de Arteaga. Para ello, resaltaron que es la primera vez que los integrantes de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, encabezados por la junta directiva que preside Rubén Muñoz Álvarez, sesionaron fuera del Congreso de la Unión, por lo que sólo faltó que pidieran que se colora una placa para conmemorar tan dichoso suceso.

En el comunicado que se entregó a los medios, se destacó que sus actividades se centraron en promover “los convenios de colaboración con los demás distritos de riego de todo el país, así como los trabajos que se realizan para garantizar el acceso a todos los mexicanos al servicio y calidad del agua”. Aprovecharon el recorrido para visitar a agroproductores locales “para conocer su forma de trabajo” y luego vino un torrente de muletillas: “Aguascalientes cuenta con instituciones académicas de alto nivel de especialización, con un Distrito de Riego eficiente, un gran porcentaje de tierra cultivable de alta calidad, así como una infraestructura tecnológica aplicable para cultivos y con una ubicación geográfica estratégica para lograr un óptimo desarrollo agroindustrial en el estado”.

Son palabras que no reflejan la realidad del campo local, empezando por el propio Distrito de Riego 001, que fue el primero que se creó en el país después de la Revolución y se hizo por órdenes del presidente Plutarco Elías Calles. Desde entonces, han pasado más de 90 años y el propósito era darles las condiciones adecuadas a los campesinos para que cultivaran las tierras que les fueron  incautadas a los terratenientes.

Cada administración federal y estatal ha invertido en la “modernización” del citado Distrito de Riego sin que tenga un avance sustancial en materia de aprovechamiento y resultados. Éste es el caso del Plan de Desarrollo del Estado de Aguascalientes 2004-2010, en el que se consideró que el principal reto para lograr la sustentabilidad en la producción agropecuaria y en el ambiente general es el agua.

Desde el planteamiento, se comprendía que no iba a ser fácil llevar a cabo el proyecto integral, que, en ese momento, promovió la Secretaría de Obras Públicas del gobierno del Estado, al fijar una programación que debía cumplirse en 5 etapas, “en un tiempo que dependerá de la disponibilidad de recursos”, aclaró. Para ello, se estimó poder finalizar el total del proyecto en 2 años y medio, y reiteró que era posible “contar con los recursos económicos necesarios. Sin embargo, debido a la poca seguridad de contar con éstos en el momento oportuno, se solicita la autorización del presente proyecto por un período de al menos 6 años”.

La meta era la tecnificación del Distrito de Riego 001 “a partir de la modernización del sistema de distribución mediante redes entubadas presurizadas en la etapa correspondiente al área colindante con la presa El Jocoqui, así como la construcción de la red de distribución en el área de riesgo mencionado”.

Pues todo lo descrito quedó en el papel, porque a la hora de la verdad no hubo los recursos necesarios, por lo que el Distrito de Riego 001 se desempeña con mínimas variantes de cómo lo conoció el general Elías Calles, lo que evidentemente le vale un comino a los diputados y diputadas federales que estuvieron aquí el pasado 24 de agosto, pero fue un pretexto para conocer otros sitios de la República.

PRECIOS GALOPANTES

Hay momentos en que se repiten hechos y circunstancias y son más agudos cuando impacta la economía familiar, como ha ocurrido los últimos meses, con una inflación ascendente que provoca desazón en las amas de casa, ya que con la misma cantidad de dinero compran menos productos básicos.

Durante agosto, el índice inflacionario llegó al 12% en materia de alimentos y bebidas, y fueron en los productos precederos en donde más se ha incrementado el precio, por lo que se tiene que hacer todo lo imaginable para adquirir los víveres.

El ingeniero Adalberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial (CIDE), reiteró la advertencia de que Estados Unidos lleva dos trimestres consecutivos con una tendencia a la baja en materia económica, lo que no son buenas señales para México, que podría replicarlo.

Afirmó que, si Estados Unidos disminuye la actividad económica, “habrá menos demanda de productos”, entre ellos, los automóviles nuevos, lo que, de llegar a suceder, impactaría en Aguascalientes, que registra una alta dependencia económica de este sector.

La temida recesión es un término que utilizan los economistas para explicar “que la economía ha dejado de crecer al ritmo que llevaba.”, aunque no forzosamente “quiere decir que se tengan resultados negativos”.

La parte positiva de esta etapa, apuntó Aldape Barrios, es que, no obstante, “y según la revista Forbes”, el panorama de la economía mexicana creció entre abril y junio por tercer trimestre consecutivo, “superando las expectativas de los analistas, gracias a un sólido desempeño en todos sus componentes”.

Lo anterior no quita el dedo del renglón sobre el desempeño de la inflación, que, para el 24 de agosto, se situaba en 8.62%, por arriba del rango objetivo del Banco Nacional de México (Banxico), al haber una fuerte presión por el incremento en los precios a la cebolla, papa y otros tubérculos, naranja, sandía y gas doméstico natural.

Conforme a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Productos al Consumidor (INPC) registró su nivel más alto en la segunda quincena de diciembre de 2000, cuando se ubicó en 8-87%, por consiguiente, la inflación se registra en 35 quincenas consecutivas por encima de lo que pronosticaba Banxico (3 por ciento (+/- un punto porcentual).

Más allá de las estadísticas, lo que les importa a las amas de casa es que se reduzca la inflación, de lo contrario, habrá menos alimentos en los hogares y esto golpea directamente a los más pobres, quienes podría tener, en lugar de tres comidas, dos o sólo una.

EXCEPCIONAL

Los comentarios y valoraciones que ha recibido el licenciado Jesús Álvarez Gutiérrez, luego de su reciente fallecimiento, se han centrado en su labor como director general del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), que, sin duda, fue muy valiosa, pero en esta ocasión es importante recordar el comentario de una empleada del propio Instituto, a quien le ayudó que le fuera reconocida la antigüedad laboral, lo que le permitió gozar de una jubilación. Comentaba que por varios años trabajó en varias dependencias federales en la ciudad de México, principalmente en la Secretaría de Gobernación. Al presentarse la oportunidad de regresar a esta ciudad, de donde era originaria, llevó a cabo el trámite y logró la reubicación en el IEA. Consideró que era cuestión de tiempo para pasar a retiro, pero se encontró que no le reconocían el tiempo que estuvo en la capital del país. En una ocasión, al caminar entre los pasillos del organismo se encontró con el licenciado Álvarez, con quien nunca había cruzado palabra, pero, armándose de valor, le pidió hablar con él y, sin mayor preámbulo, la invitó a pasar a su oficina, en donde le narró el problema que tenía y si era posible que él le ayudara. El compromiso quedó en que haría todo lo que estuviera de su parte y luego pasaron cerca de cuatro meses, por lo que daba por descontado que no había sido posible, pero una mañana recibió la orden de presentarse a la oficina del director general y, con una amplia sonrisa, Jesús Álvarez le comunicó que su caso estaba resuelto, que en cuestión de días tendría la anhelada jubilación. A sus casi 60 años de edad, por fin podría gozar de sus hijos y sus nietos, tal como era su anhelo, y todo se lo debía a él, a quien consideró como un “ser excepcional”, por quien rezaba todos los días para que la fuera bien junto con su familia.