Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral tumbó ayer la candidatura a diputado federal del ex Gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, por tener dos órdenes de aprehensión, por delitos de delincuencia organizada y cometer operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Mientras que la Sala Superior mantiene la candidatura al Senado del panista Ricardo Anaya, quien es acusado por Emilio Lozoya de recibir pagos ilegales de Odebrecht, pero no tiene una orden de aprehensión.
Ambos proyectos fueron presentados por la magistrada Janine Otálora, quien al arrancar la sesión advirtió que presentará un recurso interno porque sus propuestas fueron entregadas a las partes quejosas y denunciadas, lo que provocó que la presionaran.
«Se revoca el registro del candidato (Francisco Javier Cabeza de Vaca) al resultar inelegible porque se acredita la suspensión de derechos políticos prevista en el artículo 38, fracción quinta de la Constitución General, al actualizarse las condiciones necesarias para considerar que está sustraído de la acción de la justicia», indica la sentencia aprobada por cuatro votos contra uno.
Se advierte que las autoridades del Estado mexicano han desplegado acciones para ejecutar las órdenes de aprehensión giradas en su contra, por lo que sí está sustraído de la justicia.