Guadalupe Irízar y Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) destronó ayer a Yeidckol Polevnsky de la dirigencia nacional de Morena.
El organismo validó el Congreso Nacional Extraordinario de este partido realizado hace un mes y en el cual se nombró a Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente interino.
A partir de esta sentencia, Morena cuenta con cuatro meses para organizar una elección interna para renovar su dirigencia.
Más tarde, en sesión privada, los Magistrados determinaron que la nueva dirigencia nacional sea electa mediante una encuesta.
En respuesta al resolutivo, Yeidckol Polevnsky acusó que los magistrados del Tribunal Electoral fueron amenazados, y señaló directamente al senador Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado.
“¿Que si hay mano negra? Pues sí, seguramente, hay una mano negra que ha estado amenazando a los Magistrados. Sé que Ricardo Monreal los ha amenazado”, señaló en conferencia.