Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un tribunal federal resolvió, en definitiva, que es inconstitucional el aumento de entre 407 y 775 por ciento en las tarifas de transmisión que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cobra a los productores privados.
El decreto, conocido como electrolinazo, fue ordenado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en junio de 2020.
Al conceder amparos a las empresas Fiat Chrysler México (FCA, ahora Stellantis) y Transformadora de Energía Eléctrica de Juárez, el tribunal especializado en competencia económica estableció que el incremento fue desproporcionado, intempestivo y arbitrario.
También sostuvo que el electrolinazo inhibe la inversión privada que requiere el sector eléctrico para satisfacer la demanda y disminuir la dependencia de los hidrocarburos.
Por ahora las sentencias solo benefician a las empresas quejosas.
El tribunal ya había votado el 5 de agosto su primer proyecto sobre este tema, amparando a la generadora que abastece a las tiendas Sanborns y Sears, pero hasta ahora no ha notificado la sentencia.
Otras empresas que ganarán amparos contra el electrolinazo son Oxxo, Coppel, La Moderna, Bimbo, Peñoles, Nissan, Peñafiel, Suburbia y BioPappel Scribe, así como decenas de generadoras, que tienen a estos consorcios entre su clientela, pero que para trasmitir su energía tienen que usar la infraestructura de CFE.