Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- El Secretario de Seguridad Pública de Taxco, Doroteo Eugenio Vázquez, renunció al cargo después de ser criticado por haber revictimizado a la mamá de la niña Camila, de 8 años, quien fue secuestrada el pasado miércoles y hallada muerta un día después.
Hasta anoche el Gobierno municipal no se había pronunciado sobre quién supliría al ex jefe policiaco.
El pasado jueves 28 de marzo, luego de que la menor fue hallada sin vida en la carretera federal Taxco-Cuernavaca y ante la tardanza de las autoridades con órdenes de aprehensión, pobladores acudieron al domicilio de los presuntos culpables y sacaron a golpes a Ana Rosa Díaz y a dos de sus hijos; la mujer murió a causa de las múltiples lesiones mientras que los jóvenes fueron trasladados al hospital.
Ante los sucesos violentos por el feminicidio de la menor, Doroteo Eugenio declaró que su mamá Margarita Ortega no la había cuidado.
Activistas feministas de Taxco reprobaron las declaraciones del jefe policiaco y exigieron su renuncia.
Por la muerte de la menor, cuya causa fue asfixia por estrangulamiento, fueron vinculados a proceso José Ricardo Amado Gaytán, pareja sentimental de Ana Rosa Aguilar, y Axel Alejandro Aguilar.
Alfredo Aguilar, hermano de Axel, está internado en el Centro de Ejecución de Medidas para Adolescentes en Chilpancingo, en donde esperará la audiencia del 8 de abril para determinar si tuvo o no presunta participación en el crimen.
El taxista aparece en un video en el que se observa cuando sale de la vivienda de Ana Rosa Díaz con una bolsa negra que mete a la cajuela. Se presume que en esa bolsa fue envuelto el cadáver de la niña.
En la misma imagen se ve a Ana Rosa caminar hacia el taxi cargando un canasto con ropa y abre una portezuela del coche, pero también ayuda a José Ricardo a levantar el maletero, aseguran fuentes de la FGE.
El parte médico del Servicio Médico Forense (Semefo) de Iguala establece que Ana Rosa Díaz murió por lesiones múltiples provocadas por violencia externa.
De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Salud estatal, hasta ayer el cadáver de la mujer permanecía en una de las gavetas del Semefo de Iguala, debido a que sus familiares no han presentado la documentación correcta para entregarlo.