Lo que algún vez se convirtió en la atracción principal de los juegos mecánicos en la Feria de San Marcos, será reducida a chatarra, al quedar publicada la licitación para la enajenación de los juegos mecánicos conocidos como la montaña rusa “Tsunami” y “Río Salvaje”, por los cuales el Gobierno del Estado espera recibir por lo menos tres millones de pesos.

De acuerdo con la licitación CE-DGPCS.LP-BM-01-2021, podrán participar personas físicas y morales interesadas en la adquisición del lote de chatarra con peso total de un millón 071 mil 263 kilogramos.

Por la venta de la montaña rusa, que funcionó en abril del 2008 y hasta el 2014, cuando se pretendió venderla a un parque alemán y cuya transacción no se concretó debido a los bajos estándares de seguridad de la atracción, se esperan obtener alrededor de 2 millones 174 mil 965 pesos, mientras que por la chatarra de la atracción denominada Río Salvaje, más de 841 mil pesos.

Para participar en la licitación pública, los interesados deberán adquirir las bases, cubriendo la cantidad de 1,400 pesos. Para el 30 de junio, se tiene programada una visita a las instalaciones de la Isla San Marcos, donde se encuentran los fierros, y para el 7 de julio, se podría emitir la emisión del fallo. Cabe mencionar que la montaña rusa “Tsunami” fue en su momento la única en su tipo con 4 rizos en México.

“Los licitantes deberán exhibir junto con su proposición una garantía de seriedad, consistente en un cheque certificado a favor de la Secretaría de Finanzas, por una cantidad del 20% del valor del lote de la chatarra, a efectos de acreditar seriedad y garantizar el cumplimento de sus obligaciones en caso de que resulte un ganador”, dice la licitación, firmada por el contralor del Estado, Arnoldo Hernández.