Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

Elementos de la Policía Estatal, la Fiscalía General y la preventiva de Pabellón de Arteaga, desmantelaron ayer un rastro clandestino en ese municipio, donde fueron detenidas tres personas, entre ellas el propietario, un blanco prioritario en el tema del abigeo.
En el lugar se encontraron sesenta cabezas de ganado y 45 pieles, así como un volumen importante de vísceras, todo ello producto de animales presuntamente robados en diversos puntos del estado como Jesús María, Rincón de Romos, San Francisco de los Romo y Cosío.
Los hechos se registraron cuando oficiales estatales y municipales en labor conjunta de vigilancia y como resultado de la detención de varias personas en posesión de ganado presuntamente robado, lograron obtener información que los llevó a ubicar un rastro clandestino ubicado en la comunidad Secadora Alemán.
Ahí, encontraron al propietario y a dos trabajadores, así como instalaciones improvisadas, insalubres y al aire libre, por lo que le solicitaron información sobre el ganado sacrificado sin que comprobaran la legítima propiedad del mismo.
Ante ello, se dio aviso al Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes y a la Fiscalía General, confirmando que dicho rastro operaba de manera irregular, por lo que se acordonó la zona y se solicitó orden judicial de cateo.
En tanto que el propietario, considerado como blanco prioritario por su presunta relación con el robo de ganado, así como los dos trabajadores, fueron asegurados y llevados ante el agente del Ministerio Público.
En la ejecución del cateo se aseguraron utensilios, ganchos, 60 cabezas de ganado, 45 pieles, así como varios tambos de 200 litros llenos de vísceras, además de dos camionetas, una roja tipo pick-up y una Dodge blanca de redilas.