CDMX.- Tras Mark Ruffalo y Scarlett Johansson, Tom Cruise es la nueva superestrella hollywoodense en deslindarse de los Globos de Oro, premios en el ojo del huracán por su falta de diversidad y hasta corrupción.
A diferencia de los dos primeros, Cruise no lo hizo por redes sociales o lanzando un comunicado, sino con un acto simbólico: devolver las estatuillas que ha ganado en su carrera.
Tiene tres: dos por Mejor Actor (Jerry Maguire y Nacido el 4 de Julio) y el de Mejor Actor de Reparto (Magnolia).
Varios medios especializados creen que esta medida drástica podría ser emulada por más estrellas en las próximas semanas.
La cadena NBC canceló la ceremonia de los Globos de Oro de 2022 debido a las crecientes controversias en torno a las reformas necesaria dentro de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood.
Queda en el aire determinar si la gala del próximo año podría tener cabida en algún otro medio.
“Seguimos creyendo que la HFPA (por sus siglas en inglés) está comprometida con una reforma significativa”, dijo NBC en un comunicado.
“Sin embargo, un cambio de esta magnitud requiere tiempo y trabajo, y creemos firmemente que la HFPA necesita tiempo para hacerlo bien. Como tal, NBC no transmitirá los Globos de Oro 2022. Suponiendo que la organización ejecute su plan, tenemos la esperanza de estar en condiciones de transmitir el programa en enero de 2023”.
La HFPA ha enfrentado varias controversias y críticas sobre su falta de diversidad racial, así como supuestos actos de corrupción, todo a raíz de un reportaje de Los Angeles Times a principios de este año. (Staff/Agencia Reforma)