LOS ÁNGELES, EU.- Parásitos hizo historia en el Oscar. La imaginación, creatividad y talento del director surcoreano Bong Joon-Ho contagiaron a los votantes de la Academia y la coronaron anoche en la 92 edición de los premios.
Tras sus galardones en el Festival de Cine de Cannes con la Palma de Oro y en los Globos de Oro por Película Extranjera, la historia de dos familias dispares se quedó con un combo de cuatro premios casi imposible de conseguir: Mejor Película, Película Internacional, Director y Guión Original.
“Muchas gracias, cuando era joven y estudiaba cine, aprendí que con el corazón surge lo más personal y lo más creativo. Y desde siempre he sido fan de Martin Scorsese. Estar nominado junto a él es un gran honor, nunca pensé que podría ganar. Y amo a Tarantino porque me permitió hacer una lista de las mejores películas de siempre.
“Y sinceramente, son directores a los que admiro, si la Academia lo permitiera, dividiría este premio en cinco. Ahora sí, a beber toda la noche”, expresó el realizador de 50 años cuando subió a recibir su premio como Director.
A Scorsese, director de El Irlandés, que se fue con las manos vacías tras 10 nominaciones, le aplaudieron todos los presentes en el interior del Dolby Theater, de pie. No hubo nadie que se resistiera a rendirle un tributo espontáneo.
Así, Corea del Sur recibió el máximo honor en su primera incursión en las candidaturas y logró un hecho sin precedentes ya que la Academia premió por primera ocasión a un filme no hablado en inglés con el trofeo más importante, a Mejor Película.
De paso, dejó con mal sabor de boca al favorito, Sam Mendes, que por 1917 sólo obtuvo Fotografía, Mezcla de Sonido y Efectos Visuales.
Ni Mayes C. Rubeo ni Guillermo Prieto, los mexicanos postulados por Mejor Diseño de Vestuario por Jojo Rabbit y Fotografía por El Irlandés, respectivamente, obtuvieron el reconocimiento.
Y aunque fue breve, sí resultó muy significativo ver a la tamaulipeca Carmen Sarahí interpretando parte de la pieza “Into the Unknown”, junto con Idina Menzel y el resto de las “Elsas” de Frozen 2.
Quien se impuso en este rubro fue Elton John, junto con su coautor de cabecera, Bernie Taupin, por la canción “(I’m Gonna) Love Me Again”, de Rocketman, y con la que puso a bailar a la audiencia.
Las cuatro figuras que todos vaticinaron en el rubro de actuación cumplieron el pronóstico: Joaquín Phoenix como Mejor Actor por Guasón; Renée Zellweger como Mejor Actriz por Judy; Brad Pitt como Actor de Reparto por Érase Una Vez En… Hollywood y Laura Dern como Actriz de Reparto por Historia de un Matrimonio (éste, el único premio para un filme de Netflix).
“Creo que nos hemos desconectado del mundo natural y muchos somos culpables de una visión egocentrista del mundo, creer que somos el centro del universo…
“Estoy lleno de agradecimiento en este momento y no me siento por encima de mis compañeros de nominación porque todos compartimos el mismo amor por el cine, esta forma de expresión me ha dado la vida más extraordinaria”, apuntó Phoenix, quien hizo referencia a su hermano, el fallecido River Phoenix, cuando cerró el discurso. “Acude al rescate con amor y entonces vendrá la paz”. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)