Por FRANCISCO VARGAS M.

Una triunfal encerrona fue la que tuvo el matador de toros y figura del toreo valenciano Enrique Ponce, este domingo 2 de agosto, en la Corrida Mixta celebrada en Navas de San Juan, Jaén; al cortar un total de seis orejas y un rabo, tras realizar cuatro faenas entendidas, llenas de arte, estética, profundidad y exquisito toreo, así como también demostrando su depurada y solvente técnica. Por su parte el rejoneador José Velasco, quienfue el encargadode abrir las hostilidades, cosechó un apéndice.

Ante un lleno y clima agradable, salió un toro de la ganadería de Hermanos Collado Ruiz, mismo que fue para rejones, el cual no presentó complicaciones; y cuatro toros de la dehesa Enrique Ponce, justos de presencia y comportamiento desigual, siendo devuelto a los corrales por manso el segundo de la tarde, el cual fue sustituido por otro de la misma ganadería.

El rejoneador José Velasco, tras realizar una buena monta dejando en buen sitio rejones de castigo y banderillas fue premiado con una merecida oreja.

Enrique Ponce en su primero escuchóovación, en el segundocosechó los máximos trofeos siendo estos las dos orejas y rabo; a su tercero le tumbó las dos orejas y en el cuarto también se llevó dos orejas a su espuerta.
Dentro de las incidencias, una vez que se hizo el paseíllo el alcalde Joaquín Requena, le entregó a Enrique Ponce, una placa para conmemorar 30 años de su alternativa, misma que cabe recordar tomó el 16 de marzo de 1990, en la Plaza de Toros de Valencia, llevando como padrino a José Miguel Arroyo “Joselito” y testigo Miguel Báez “Litri”. También se guardó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del coronavirusen dicho país. (pacovargas_@hotmail.com)